Decora con una composición de lienzos

Cada vez mas a menudo veo ese cuadro, aparece en todas partes, y me encanta como queda. Se trata de una composición de varios cuadros geométricos pintada sobre lienzo. En decoración es muy normal ahora colocar varios cuadros juntos para componer una única imagen. Es curioso cómo funciona el cerebro, podemos ver una imagen en trozos separados que el cerebro la reconocerá y ademas le gustará...sin embargo con el oído no es así, por muy cerca que oiga las palabras "hijo recoge tus juguetes" parece que el niño no puede reconocer el significado...😁
Bueno, nos quedaremos hoy con la parte que funciona mejor, la de pintar. Si, esa se les da muy bien a todos los peques, o es un problema de las madres que siempre lo vemos todo precioso...salvo cómo tiene la habitación el peque...pero dijimos que hoy no íbamos a hablar de eso, no, hoy hablamos de pintar, y solo de pintar.

Como dijimos esta composición la he visto pintada sobre lienzo y el lienzo es mas caro de lo que me gusta a mi...Siempre quise uno de esos cuadros de varias piezas, sobretodo los geométricos de varios colores, no se porqué pero últimamente veo muchos colores, y elefantes morados solo veo en los dibujos animados, así que supongo que lo de los colores es cosa de la maternidad...😜

Se que para un niño pintar un paisaje en 3 lienzos diferentes no es una cosa fácil (y acabarlos, porque se cansan de hacer tanto rato lo mismo) y que, por mucho que digamos las madres del pintor, no valdrían como decoración para cualquier salón...solo para el de la susodicha madre. Pero fíjate tu, pintar este es un triunfo, lo mires como lo mires, y pueden colgarse en cualquier salón lo haga quien lo haga.

Entonces yo quería tener un cuadro colorido, rápido y fácil de pintar hasta para mi, que quede muy bonito y vistoso, no tener un faenón a la hora de limpiar y que, ademas, me costara la enésima parte de un Miró.
Si vosotros también lo queréis, sin necesidad de lienzo de tela, ni pinturas al óleo, aquí os traigo una idea.

Para empezar...
sin lienzo, ni canvas, ni óleos, ni aguarras...tampoco acrílicas.


Necesitas:

  • Cartón gordo
  • Folios blancos (podrían valer los que tengas para reciclar si no se trasparenta mucho lo que haya en la otra cara).
  • Cinta aislante (vale la de los chinos, incluso recomiendo una que no pegue demasiado bien)
  • Pegamento en barra por si las moscas
  • Témperas
  • Pincel

Desarrollo:

Recorta el cartón, ya para tener mas cantidad de cuadros, ya para que no sea demasiado grande (se cansarían pintando un largo rato el mismo)

Forralo con el folio (no hace falta forrar la parte de atrás pero si los laterales)

Decide el diseño dibujando en un papel a parte. Marca donde queréis las rayas blancas, es decir, donde tenéis que pegar la cinta aislante.

Pon la cinta siguiendo el patrón.


Pinta con los colores que os gusten, cada espacio blanco entre las cintas un color.

Deja secar unos minutos

Retira la cinta aislante lentamente, con cariño, despega doblandola sobre si misma hacia atrás. No hacia arriba. Dejará una línea blanca entre los colores.

Si se empieza a rasgar el papel para, gira el cuadro, y empieza por la otra punta de la misma cinta. Después pega la punta de folio que se levantó con pegamento de barra.

Prueba distintas composiciones haciendo encajar la línea blanca de un cuadro con la línea blanca de otro. cuélgalo como mas te haya gustado.

Esta es la que mas le gustó a Emma


Consejos

No uses celo, es una cinta adhesiva que se pega demasiado al papel y es difícil retirarla sin destrozarlo. El efecto de "oh, no, se me rompe el cuadro!!!" es demoledor para ellos. La mía tiene casi 7 y fijaos en la cara que se le pone 2 fotos mas arriba...parece que dice "Lo siento, mamá, pero lo he roto". Avisarles para evitar el disgusto, la parte rasgada se pega fácilmente. A nosotras se nos rasgaron 2 de los 4 y hay que fijarse mucho para ver cuales son. Hay que decir que las fotos no son muy buenas, es que la cámara no me funciona y mi móvil tiene una cámara poco perfecta.

No pongas una tira larga de cinta que una todas las piezas del cuadro, o será mas complicado despegarla. Pon la cinta de una en una.

A los pequeños, como dije mas arriba, les cuesta pintar algo en tres partes. La continuidad debe ser evidente para ellos porque su cerebrito aun no tiene la experiencia que el nuestro. Emma casi tiene 7 y ya entiende lo que es pintar medio dibujo en un lado y el otro medio en el otro para juntarlos, pero fue todo un proceso, aquí tenéis un juego que puede ayudarle en esto. Cuando digo que useis las líneas blancas al juntarlos es para dar esa continuidad. Y no es algo tan raro, ni cosas de niños, se usa hasta en decoración "añadir algo que haga que todo encaje, que de continuidad al diseño".
Otra cosa a tener en cuenta es la complicación del dibujo que queráis hacer, yo escogí el sistema de la cinta aislante y el diseño geométrico por la facilidad de crearlo. No hace falta ser un gran artista con el lápiz o el pincel para poner pintura en una zona, y cambiar de color al pintar en la otra, el resultado es estupendo. ¿No sabes como dar continuidad al batiburrillo de colores que es tu sala? usa este tipo de cuadros con todos los colores o con los que no encajen, ¡verás que cambio! 😆

Podemos pintar con una pintura mas atractiva, mezclando la tempera con cosas (harina, cola...) o usar acuarelas, acrílicas...podemos hacerlo como un collage en el que respetemos las lineas marcadas con lápiz suave. Hay muchas ideas, solo tenemos que lanzarnos. Puede que os tiente usar colores pastel, por darle un toque vintage al cuadro, pero a ellos probablemente no les guste la idea. Para ellos un tono pastel es como el grito de un mudo, es como el cadáver de un color...los colores que les gustan son los vivos y eso va con el carácter y el ánimo. Y desde aquí os anímo a que os pongáis manos a la obra... de arte. No tardáis demasiado, menos de media hora en pintarlo, lo de colgarlo es otro cantar.
Para colgarlo podemos hacerlo de muchas maneras:

  • De uno en uno, directamente en la pared, con un par de alcayatas para cada pieza.
  • Con cinta de doble cara, directamente en la pared.
  • Pegar las piezas en un cartón pintado, ya de blanco, ya de negro (o de un color que no salga en el cuadro) y colgar este con 2 alcayatas.
  • Sujetarlas al cartón de antes con velcro adhesivo (de una en una) para cambiar las de posición cuando queramos. Podéis probar a forrar el cartón de fondo con forro adhesivo de modo que podamos despegar el velcro del cartón y hacer un cambio mas "radical". Eso aun tengo que probarlo.
Y ya sabéis, si encontráis una idea que os funcione o queráis probar contadlo abajo, en comentarios, o en el facebook de gapy animación.