Espiral decorada



Es una actividad muy sencilla por lo que pueden hacerla desde el año, yo no recomiendo hacerla con mayores de 5 años, al menos así de simple, podemos modificar el tema y convertirlo en la decoración de alguna fecha particular y dejar que ellos la dibujen (o la impriman solos y la coloreen) y recorten.

Como podéis ver en la imagen consiste en hacer una espiral de papel y decorarla. Tan sencillo como eso, lo que la hace especial es el rato agradable y divertido que proporciona para padres e hijos de un año o mas.
Cuando son tan pequeños a veces, en días de lluvia, no sabemos que hacer con ellos y pasamos largos ratos delante de la tele o con las torres de cajas de cartón o...
Sorprenderles es divertido, disfrutar de su cara y sus primeros comentarios de pocas palabras (porque no saben muchas aun) y ver como siguen nuestras instrucciones.
Materiales
  • Cartulina A4 (tamaño folio, valen las de los cuadernillos de cartulinas de color)
  • Pegatinas decorativas o escolares (o las que salen en los bollos, si tienes suficientes, jajaja)
  • Tijeras
  • hilo y aguja o lana, cordel... cualquier cosa de la que colgarlo
Desarrollo
  1. Dibuja una espiral en la cartulina (si lo van a recortar ellos que sea con rotulador visible)
  2. recórtala siguiendo la linea
  3. Pega las pegatinas para decorarlo
  4. Enhebra una aguja gruesa con el hilo
  5. Ata los dos extremos del hilo juntos con 2 o 3 nudos (que sea un tope grueso)
  6. Atraviesa el centro de la espiral con la aguja y corta el hilo lo mas cerca posible del ojal
  7. Ya puedes colgarlo donde quieras
  8. Ponte debajo de la espiral y sopla la, verás como gira sola un rato
Nosotras lo hicimos cuando ella rondaba el año y disfrutamos mucho, aunque Emma tenga cara de susto en la foto, a esa edad no le gustaban mucho las cámaras (igual temía que la robaran el alma aunque probablemente fuera el flash automático) aplaudíamos cada vez que conseguía despegar la pegatina y cada vez que la pegaba en la tira, porque en realidad creo que era aplaudir lo que la gustaba.
Yo iba estirando la tira en el suelo de la sala para que la pegara solo en una parte de la tira, que no se le juntaran dos con la misma pegatina.
Y al acabar la coloqué redonda en el suelo y la pedí que tirara del hilo...la cara que puso era de foto, le asombró mucho que se levantara toda haciendo círculos, como si no fuera a acabar nunca. Entonces me la dio para que la estirara del todo pero yo la levanté del suelo y cuando paró de moverse la pedí que soplara, ella se tumbó en el suelo y sopló...la cosa mas chula del mundo, puso cara como de haber descubierto el fuego, y empezó a soplar como una parturienta...
¡Qué risa nos dio!
Luego me subí al mueble bajo de la sala y colgué la espiral del techo, estirándome como una goma (ahora me pregunto donde se fue esa flexibilidad, donde demonios la he metido) Subí a Emma y la pedí que soplara mas todavía...


Se sentía genial, algo que ella había hecho flotaba sobre ella dando vueltas y dejando ver las pegatinas de colores que había pegado ella.
Ni que decir tiene que si son pegatinas de figuras geométricas y colores ademas de motricidad fina trabaja lógica matemática (pega un cuadrado, pon el círculo, no mejor la estrella amarilla...) puede que no sea capaz de repetir los nombres aun, pero si jugamos así a menudo entenderá lo que son antes de saberlo pronunciar. Y por supuesto trabajamos interacción social, fortalecemos lazos y creamos recuerdos que, en definitiva, es lo que queremos. Claro que un niño de un año puede que no recuerde ese momento exacto de su vida pero tu si, y lo pasaréis genial charlando sobre historias en las que sean los grandes protagonistas, demostrando lo mucho que les quieres al recordar cada detalle.
Podemos jugar "a lo loco" con las pegatinas y ponérnoslas nosotros, dejar que ellos nos las peguen donde quieran, aunque sea en la coronilla y luego sea difícil de despegar.

Consejos sobre capacidades y edad

Si no llega a 3 años le vendrá bien despegar y pegar las pegatinas para trabajar la agilidad en los dedos.

Si sabe manejar el lápiz ayúdale a  trazar la línea en espiral.

Si tiene edad de recortar, (habilidad de manejar herramientas y fuerza en los dedos, porque no es papel seda es cartulina) deja que la recorte. Para eso la espiral es mejor que este dibujada con algo que se vea bien de modo que tenga claro por donde tiene que cortar, no esperes que siga la línea perfectamente pero deja que lo haga. ayúdale a ir girando el papel mientras recorta.

Un buen sitio donde colgarla es el techo pero que el hilo y la espiral sean muy largos para que se muevan cuando sopléis (al menos 4 palmos de hilo para que queden en dos al doblarlo con la aguja puesta)

Si buscáis otros modelos los podéis encontrar aquí

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jugar con el universo

Jugar a deletrear

Aceptar y respetar a tu hijo