lunes, 21 de noviembre de 2016

Juegos para practicar el trazo

Practicar el trazo no es aprender a escribir pero si que puede entrar en el conjunto de "actividades para lectoescritura". El trazo es lo primero que deben aprender antes de enseñarles las letras, uno no nace sabiendo estas cosas. Son aprendizajes que no se ven, pero intentar ponerles a escribir sin que tengan estos puntos desarrollados es un gran fracaso, tanto para el adulto que le pide que lo haga como para el niño que se desvive por hacernos felices.
Estas cuestiones son tan naturales que están marcadas a "fuego" en la ruta de cosas que hay que aprender antes de crecer. Es decir, los niños juegan y descubren naturalmente (por si solos) experimentando con las cosas y si tu no les das las facilidades necesarias se las ingenian ellos por su cuenta. Porque en su ruta esta marcado que deben aprender esta cosa o la otra e intentan experimentar con lo que pillan para hacerlo.
Dejad que os ponga un ejemplo:
Conozco una mamá que no dejaba a su peque las pinturas (de ningún tipo) decía que no tenía edad para usarlas y que se las iba a comer, o que pondría todo pringando, o que...El niño ya tenía un año y medio, y en su ruta surgió el aprendizaje de "pintar", como no tenía pinturas, cuando iba al parque se sentaba en el suelo y, con las manos, hacía diseños en la arena. Descubrió que en algunas partes del suelo las marcas se veían mejor y aprendió que al usar solo un dedo, en vez de todos, salia una marca diferente. El niño probaba y practicaba con la arena y jugaba a mezclar efectos, con toda la mano, con un dedo, con el otro, con los talones...Entonces aprendió que podía borrar las marcas y siguió experimentando. El niño no necesitó pinturas para empezar a practicar lo que estaba en su hoja de ruta...

No, el niño no sustituyó las pinturas por la arena apropósito, todos los niños experimentan con lo que tienen al alcance, seguro que el tuyo también pintó en la arena del parque, como la mía, y eso que yo la dejaba las pinturas.
Los niños van superando etapas de aprendizaje, no tienen una lista de tareas en la que tengan que ir tachando, pero un aprendizaje les permite ir al siguiente, van avanzando poco a poco y solo por el interés de experimentar con lo que tienen cerca. Hay cosas que aprenden casi sin que nos demos cuenta...

Pero cuales son las habilidades que deben tener desarrolladas antes de que les pidamos practicar el trazo.

Hay un conjunto de habilidades, que se desarrollan naturalmente, sin nuestra ayuda, porqué no podemos hacer nada para eso, salvo proponer y ofrecer materiales para experimentar. Y si algunas de estas no las tiene desarrolladas no servirá de nada que le enseñemos a escribir.
Estas habilidades son (si sabéis mas, o veis errores, por favor ayudarme en comentarios):

  • Coordinación entre mente y cuerpo: el cerebro ordena los movimientos del cuerpo. Los bebes se mueven por impulsos, no por ordenes cerebrales, solo el tiempo y el conocimiento de su propio cuerpo cambian esto. Por eso se recomienda a los padres jugar a mover las piernas y las manos del bebe, y acariciarlo. Ayudan al bebe a saber que es parte de él y que no, donde empieza y acaba su cuerpo, y a notarlo.
  • Coordinación oculo-manual: es la relación entre lo que ves y la reacción de las manos al respecto. En deportes se explica como un reflejo, ves venir la pelota hacia ti y eres capaz de cogerla. En lectoescritura afecta a la hora de seguir las lineas de las fichas a completar, por ejemplo. 
  • Motricidad fina: La mobilidad y agilidad en las manos y los dedos. Cuanta mas desarrollada la tengas mejor te saldrán las trenzas, por ejemplo, (aunque la practica hace mucho en este campo, anda que no he mejorado yo haciendo trenzas desde que tengo a mi hija). O mejor manejaras el lápiz.
  • Confianza y seguridad: Aunque se trate de un sentimiento y no de una habilidad es importante en lectoescritura porque es lo que te va a dar ganas de practicar y hacer las fichas del cole, los juegos en casa...si el niño no se siente seguro de si mismo con el lápiz la práctica del trazo le resultará costosa y poco reconfortante. Para solucionarlo o evitarlo hay que trabajar la motivación, proponer cosas para dibujar o escribir (no lo dejes a la imaginación del niño si está empezando o tendrá "el drama del papel en blanco") usar técnicas o materiales que se puedan borrar fácilmente, de modo que si cree que está mal él mismo pueda borrarlo a su antojo.

¿Cómo y cuándo podemos ayudar a que estas habilidades se desarrollen?

Hay que tener clara una cosa: ¿creemos que es necesario que el niño las desarrolle antes? o, por el contrario, ¿queremos respetar su ritmo natural?.
Si queremos que las desarrolle a toda prisa acude a un especialista, el sabrá cómo se hace. Porque eso de "estimulación temprana" (puede que me equivoque) pero no es mas que lo mismo que hacían nuestras mamás, abuelas, bisabuelas, tatarabuelas...Vamos que para mi que es algo que se hace de siempre y no es enseñar a la carrera.
No voy a dar ideas para acelerar el desarrollo, si no mas bien, para facilitar que el niño experimente.

Con algo menos de un año ya es capaz de manejar sus manos (con mayor o menor torpeza) puede agarrar juguetes y también podrá sujetar una pintura. Sea lo que sea que le proporciones no te alejes, quédate cerquita, bien cerquita y vigila que no se la coma. No hay que gritarle, ni decir "ya no te la doy porque te la comes" ¡claro que se la va a meter en la boca! y la cagará si llega a comérsela. No le des pinturas complicadas, pequeñinas, ni tóxicas. Dale ceras grandes, porque las agarrara mejor y no se las tragará enteras (que ahí si hay riesgo de asfixia) si come un trocillo pequeño bajará hasta el final del niño, igual que las papillas, y saldrá igual que estas, solo que sin disolver, podrás ver en el pañal un pedacito de color azul, verde, amarillo... (hay ceras específicas para peques mira aquí) por eso es importante que estés delante, para sacar la pintura de su boca cada vez que se la meta, e indicarle como funciona esta. Una y otra vez, una y otra vez, una y....
¿Por qué se las llevan a la boca, es que no ven que no tienen buen sabor? si, pero es un punto del cuerpo muy sensible al tacto, es decir, las manos no dan tanta información, al tocar algo, como la boca. Y "la información es poder".
Fijate en como dibuja, empezará intentando manchar de cualquier manera, y seguirá así durante un tiempo, felicitale y alaba su "dibujo"


Habrás visto que en la mayoría de las veces hablo de ceras, y no es por capricho. Las ceras duras son la pintura mas limpia y sencilla de usar. No pintan en la ropa, ni en las manos pero pintan por todos sus lados, da igual como se cojan o como se arrimen al papel o superficie ademas son lavables en paredes, suelos y muebles. Con una bayeta o toallita húmeda suele bastar, si no, usa el borrador mágico de mercadona. Ya no tienes excusas para reñirle si hace frescos, firmados por el autor en las paredes de casa. Tienes que pedirle que no lo haga pero basta con decirles que de las paredes no se pueden coger y no se los podrá llevar (con Emma funcionó bastante bien). Pero no vayas loca limpiando paredes, espera a que se le pase su etapa mural y lo quitas todo junto, limpia o repinta la casa.

Bueno, tienes a tu hijo garabateando con soltura. Después de un tiempo de práctica tu has ido dibujando cosas para él (un sol, una casa, una flor), mientras el garabatea (se las enseñas y las nombras). Y un día garabatea algo en un papel y te dice "mamá, un sol" (aunque siga siendo un garabato) Ya es consciente de lo que se hace con esa herramienta y tiene intención de hacerlo, solo necesita mas práctica.
Entonces sabes que está preparado para dar un paso mas, y que tiene interés en pintar. Ya entiende lo que es dibujar.
Este es un buen momento para jugar con el trazo. No es algo que se logre en 3 días, en principio no hay un objetivo concreto, ni una meta en el juego. Solo jugar a pintar.
Ahora empieza algo muy bonito, él dibuja su versión de las cosas, te dice lo que es y te lo explica sin que le preguntes...(ayuda inestimable para entender sus dibujos y no fallar) no solo se lo alabas, ademas lo cuelgas en un lugar bien visible para presumir de artista en la familia con todos los que vengan a casa, sea papá, la abuela, amigos, vecinos, o el comercial de endesa...
A partir de 3 años puedes empezar a pedir líneas concretas (recta tumbada, recta inclinada, recta de pie, círculo, curvas...). Hay montones de fichas preparadas en Internet puedes buscarlas o descargarte las que uso con Emma aqui, hay de varios tipos de lineas, también hay para repasar las letras pero, si no llegan a 4 o 5 años, quizá aun es muy pronto para empezar con el abecedario. Otro modo de tener fichas es hacerlas nosotros con un boli en un papel.
Cuidando algunos detalles el niño se divertirá:
  • "El drama del papel en blanco" Los peques se bloquean a veces ante una hoja en blanco, no saben que pintar y para algunos es un verdadero problema, tanto que hace que no quieran volver a intentarlo. Evítalo dando pistas: "resigue estas líneas, completa el dibujo, píntame un sol"
  • Miedo al error: La confianza en si mismos, o mas bien la falta de esta, a veces es un problema. Esto va en el caracter del niño, pero podemos evitar que los ejercicios de grafomotricidad sean un dolor para ellos si les permitimos usar materiales no permanentes, es decir, en vez de usar un boli, usar un lápiz que se borra facilmente, pintar en pizarra blanca...Ademas aprenderán que el error es un buen medio para el aprendizaje. equivocarse y corregir es mas aleccionador que no hacerlo por miedo al error.
  • La monotonía hace que el ejercicio deje de ser un juego, lo convierte en algo aburrido y resta interés y motivación. Por eso es bueno innovar. usar pinturas distintas, herramientas diferentes para trazar y soportes variados.

Actividades que a mi me han funcionado.

Con la que empezó Emma fue algo sorprendente para mi. A ella no le gustaba la idea de lavarse, le preocupaba lo de mojarse...y conseguir el hábito fue todo un reto.
Entre otras cosas hicimos una tabla de progresos para ella y por otro lado cree un juego con el que debía ensuciar y limpiar a un niño.
En un cartón dibuje una cara de niño que sonreía mostrando los dientes y lo coloreamos entre las dos, luego lo forre con forro adhesivo e hice un "limpiador" o cepillo de dientes con unos pañuelos de papel pegados a un palo de polo. Con rotulador de pizarra blanca Emma debía ensuciarlo, los dientes, la cara, el pelo... y después pasarle el "cepillo limpiador" muy sencillo, pero a ella la encantó el juego.
Inventaba que se iban al parque y que jugaban con barro y comían chocolate. Mientras le pintarrajeaba iba diciendo "uy que divertido esto del barro y cómo te estas poniendo, qué rico el chocolate, verdad?" todo con su lengua de trapo de dos años y luego se escandalizaba al ver lo sucio que volvía a casa y le hablaba mientras lo lavaba. Usaba el "cepillo" o una toallita húmeda si había mucha faena pero los dientes siempre con su cepillo...
Como mi marido es un enamorado del ordenador, Emma lo usó casi desde recien nacida...cuando tenía un año ya habíamos dado con varias webs interesantes para ellos, pero la mejor de todas es la de Duckie deck (el primer artículo de todos). Al llegar a los 2 años Emma aun tenía varios juegos de esta plataforma sin conocer y descubrimos este que nos dio una idea estupenda. Aunque aun no sabía como llevarla acabo y dejé la idea un poco apartada. Al llegar al cole (un año después) las maestras nos explicaron cosas que podíamos usar en casa, y que ellas usaban en el cole, para practicar grafomotricidad evitando los problemillas mencionados arriba. Se trataba de las fundas de archivador. Metiendo en ellas las fichas a trabajar los niños podían usar rotus (muy novedosos para ellos) sin miedo a equivocarse, puesto que se podían borrar si pintaban encima de la funda. Solo necesitabas las fundas y toallitas húmedas y entonces vi el modo de llevar a la realidad la idea que tenía en la cabeza desde hacia un año.

Calqué un dibujo sencillo, después calqué cada trazo del dibujo en hojas separadas, ordenándolas y guardándolas todas juntas, en la misma funda, Emma podía escoger que dibujo hacer, y copiar las lineas de este, una a una, sobre la funda. Solo tenía que ir quitando las hojas de los trazos ya realizados para ver el siguiente. Al quitar la hoja del último trazo se quedaba una en blanco para que resaltara el dibujo que ella había hecho.
La idea no es mala pero Emma no le encontró aliciente, cuando lo hacia en el ordenador le gustaba usar el ordenador, mover el ratón y clicar a sus anchas. Ademas el dibujo podía colorearse online, mientras que en la versión física del juego no es tan fácil y no queda tan bien coloreado con rotuladores sobre plástico como con ceras en papel.
Probé con dibujos mas simples, quiza casas y soles, con mas fama a esas edades, eran loq ue la abriría el gusto por esta actividad. Tampoco funcionó...Sin embargo, al hacerlo con simples formas geométricas pareció llamarle mas la atención. Y lo que si que hacía era dibujar los nombres secretos que les habían otorgado en el cole, porque usan "la magia de leer y escribir" que consiste en trabajar todo lo que está relacionado con la lectoescritura, poco a poco, y en acostumbrarles a que los símbolos gráficos tienen significado. Por lo que con 3 años son capaces de escribir tanto el nombre secreto de sus compañeros de clase como frases simples, usando símbolos y de leer los símbolos aprendidos. De esta manera en seguida aprenden algunas reglar gramaticales y algunos usos de, por ejemplo, la coma.
Para combatir la monotonía y permitir correcciones con facilidad hay otros sitios y modos para pintar, fíjate en las fotos:
pintar en bandeja con azúcar

no podrás evitarlo


usar otros: harina, sal, arena...

Pásate por aquí para alguna otra idea y para ver consejos sobre "innovar" a la hora de pintar con ellos busca aquí "colorear y pintar". Mi último consejo: que tu también juegues y pintes con ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario