window paint ¿Lo habré conseguido?

Bingo acuático.

Todos sabemos que el bingo es un buen juego para enseñar los números, vocabulario, idiomas, figuras geométricas..., basta con cambiar las bolas numeradas por otra cosa que muestre las imágenes que queremos enseñar. Pues este juego se puede hacer en el agua, es perfecto para el verano, o para la bañera, solo hay que usar un material que flote y no destiña.

Para el que no sepa jugar diré que se trata de un juego de azar, se reparten unos cartones con 15 números del 1 a 90 y se van sacando bolas numeradas del bombo, de una en una. Los jugadores van tachando o tapando las que tienen en sus cartones. Quien acabe una linea horizontal (5 números) tiene premio y quien acabe los 15 gana. A la hora de jugarlo con niños ni que decir tengo que la cantidad y el tipo de objetos del "bombo", las casillas de los cartones y cuando tocan premios son totalmente variables, según nos interese.


En animación turística usamos bolas de ping pong, con los números pintados con edding (queda mas aparente) pero se puede hacer con tapones de botellas.
Claro que al ser acuático se juega algo diferente al que conocemos. Para empezar el bombo es el agua, y hay que tirar los números a ella para decir los en alto y que los busquen los niños. Consejos para el juego:
  1. Explica bien el juego, en que consiste y cuando hay premio o cuando se gana
  2. Deja bien claras las normas: no se esconden los objetos, se cogen de una en una, y hay que volver al bordillo cada vez que alguien lo encuentre (avísales cuando esto ocurra, pero no seas muy estricto)
  3. Lanza las bolas numeradas al agua, o los tapones o...y déjales cotillear. (no podrás impedírselo)
  4. Pide que vuelvan al bordillo después de un rato y levanta la 1ª tarjeta (usar tarjetas te evitará gritar y repetir la orden mil veces) o escribe el número en una pizarra o papel A3 (yo uso carpetas de pinza con un taco de papel para reciclar).
  5. Prepara recipientes en los que poner lo que vayan encontrando (si son varios niños haz equipos y pon un recipiente por equipo). Pon el nombre del niño o del equipo en cada recipiente
  6. Ve contando los que encuentran para saber si alguno hace línea o bingo
Podemos usar goma eva para bingo de formas geométricas y tamaños, podemos usar tapones de distintos colores y convertirlo en una pesca de las piezas de mí equipo o de las del equipo contrario, según nos interese. La idea es siempre la misma, pescar lo que hay en el agua siguiendo unas directrices. Incluso podemos jugar a que cada vez que se encuentra un objeto hay que hacer algo mas o menos ridículo y reírnos un poco todos, en el caso de que hayan jugado mucho y sea algo monótono.

El bingo es un recurso muy interesante, tanto para padres, como maestros y animadores. Con este juego tan sencillo se pueden practicar un montón de temáticas, y les encantará. Podemos jugar con niños desde muy pequeños teniendo en cuenta algo que puede mandarlo todo al traste, empezar muy bien y acabar muy mal: La competitividad
Este es un factor desagradable, los niños deben aprender a ganar y perder, y es algo que solo se aprende ganando o perdiendo. Hay que jugar compitiendo para que aprendan pero cuando son demasiado pequeños es difícil que lo entiendan.
Por ejemplo, el año pasado empecé a comprar juegos de mesa para jugar con Emma. Uno de los que creí obligado, por lo útil que es para aprender a contar mas de 10, es el "Parchis". Volví a casa muy emocionada porque con la de colores que tiene el tablero Emma estaba deseando jugar...
Sin embargo fue un desastre. No la gustaba perder, evidente, pero lloraba cuando la tocaba comerse una ficha de mamá..."pero cariño, si eso te ayuda a ganar" Y ella respondió, entre sollozos, algo que es mejor que no saquemos de contexto: "Pues no quiero ganar si tengo que comerte!!!" Y no hubo quien la convenciera de que a mamá no la importaba, a ella "comerse a mamá" no la parecía correcto y punto.

No volvimos a jugar al parchis, y "la ventaja numérica" que ello conlleva la conseguimos por otro lado. 
Si así fue cuando tenía ya 5 años, imaginaos como será si solo tienen 2. Sin embargo, el bingo, podemos jugarlo sin competitividad. No pondremos premio de línea ni de bingo, dejaremos que el que encuentre el número diga el próximo a buscar, e iremos cambiando de uno a otro. Ojo, ser encargado de los números también es un premio para ellos. Haremos pequeñas trampitas para que les toque a todos puesto que, cuando le toque a otro cantar números, nosotros estaremos en el agua como un jugador mas.
Una cosa que me funciona muy bien es esconder un número y cantar ese exactamente...me lo paso genial viéndoles locos buscando por toda la piscina...(muaaa jajajaja) Otra cosa que me gusta mucho es darle el tapón que "robé" a un papá y gritar "chiiicooos!!!" mientras le señalo, bufff  que carrera se pega el padre... este es un modo muy divertido de hacer que los padres también se mojen (mamás tomad nota).



Este juego es muy sencillo de reglas, por eso la mas importante es mantenerlo divertido, hacer el payaso y jugar con ellos. Podemos ser creativos y variar las cosas a buscar para que sea mas divertido, o para que aprendan otras temáticas, pero si nosotros no jugamos, y solo cantamos lo que hay que buscar, pierde mucha de su gracia.
Podemos usarlo para lectoescritura, cambia los números por letras y que el cartón sea una palabra. quien logre las letras para escribirla hace bingo.
Si jugamos con niños mas grandes podemos ponerlo mas difícil, reparte los tapones entre el agua y fuera del agua y que tengan que salir y entrar. Conviértelo en un juego de relevos, que crucen la piscina a nado (el ancho, ojo.) salgan del agua, corran a donde dejaste los tapones, cojan el primero que sea y vuelvan. Tu enseñas al resto un número cuando los corredores ya no están, y si es el que traen perfecto si no el siguiente debe seguir el juego y volver antes de la cuenta de 10 o mas según la distancia a cruzar. Si no llega a tiempo se le penaliza con 1 ronda sin jugar.
Y podemos pedir que nos traiga una fracción de un número y así practican fracciones, o multiplicaciones, o...