window paint ¿Lo habré conseguido?

Se acabó la navidad

Si, se acabaron las vacaciones de navidad, se acabó el comer turrones, se acabó la ilusión de los niños por Papá Noel y los reyes magos, las casas decoradas e iluminadas, las luces bonitas de la calle (aunque cada vez pongan menos) los villancicos...
Se acabó lo bueno, o lo malo según se mire:

  • Los turrones engordan y tras la navidad hay quien, para apretarse el cinturón, hace un esfuerzo extra en el gimnasio.
  • Papa Noel y los Reyes nos sacan los cuartos de un modo impresionante y el resto del invierno hay que ahorrar para tener vacaciones jajaja
  • Hay luces y decoraciones que no deberían ponerlas, menuda exageración, que recargado. La decoración de interiores es una formación profesional por algo.
  • Y quién tiene ganas de caminar por la calle cuando ya no calienta el sol, y hace un frío que pela, solo para ver bombillas...bombillas puesta como reclamo propagandístico del partido político al que le toca el sillón. Si pone muchas y preciosas "es un partido de derechas católico y dictador que derrocha nuestro dinero en lo que tiene que ver con la religión y luego no hay para sanidad o educación" Si no las pone o pone pocas "Menudos comunistas que no les importa la ilusión de los niños y que adoctrinan en educación" Total que quién quiere verlas.

  • Y quién no se harta de que vengan a su casa a cantarle villancicos (o que los canten bajo su ventana) cuando la serie de la tele está en lo mas emocionante o a altas horas de la noche."ay del chiquirritin, chiquirrititin, metidito entre paaajaas, Ay del chiquirritín, chiquirrititin...como le pille"
  • O del peque en casa y tu trabajando ¿con quién lo dejas? con la suegra o con tu madre o pagas un pastón para que le eduquen como a ti te gusta
Las fiestas de navidad son fiestas para pasar con la familia...te caigan como te caigan. Te aguantas y sonríes a sus comentarios burlescos, que ya llegarán los regalos, y la venganza se sirve fría.

Esa es la verdad de la navidad y todas las fiestas que la rodean. "Es una época de amor", claaaro, porque el resto del año nos odiamos tanto que en algún momento hay que obligarse a ser buenos unos con otros.




Yo tengo un recuerdo mágico de las vacaciones de Navidad, cuando era niña todo era hermoso. Mi madre decoraba y ponía el Belén (y que nadie la mencionará el "invento satánico" del árbol de navidad) Nosotros madrugábamos para jugar con las figuras y las paseábamos y llevábamos las ovejas a pastar. Mi madre estaba en casa y celebrábamos noche buena en mi casa con todos los abuelos, y navidad en un restaurante todos juntos. En nochevieja salíamos todos al balcón con las bengalas y escribíamos en el aire "feliz año nuevo" con sus luces y los vecinos de enfrente contestaban algo ilegible (se les daba peor escribir con bengalas) pero contestaban al fin y al cabo. La mayoría de ellos eran los niños con los que jugábamos en la plaza de abajo que separaba los dos edificios. Salíamos con panderetas a la calle a cantar villancicos por las tiendas, a veces nos daban caramelos, a veces pesetas, pero lo mejor eran los aplausos, las sonrisas... Por las noches abríamos una ventanita del calendario de adviento y cantábamos villancicos al Belén...Los regalos eran solo de los reyes magos, mi madre no iba a dejar entrar a un gordo cualquiera en casa a esas horas de la noche...además nunca tuvimos chimenea, daba mas calor sentarse 6 en un sofá para 3...

Hoy todo eso se quedó olvidado. Casi siempre me acuerdo tarde de que es Navidad y compró los regalos como Schwaizeneger en la película, en el último minuto y aprovechando el momento de duda de la de delante "me la llevo, no me la llevo..." ¡Zasca! "solucionado señora, ya me la llevo yo ¡¡Feliz navidad!!"
Si que compramos calendario de adviento, pero rara es la noche que nos acordamos de tenerlo y llega el día 25 y aun estamos en el 4.
Decoramos si se acuerda Emma, este año quiso decorar un árbol, se lo trajo mi suegra de los chinos, y Emma no paró hasta que lo decoramos.

No se si es por falta de interés, ya no soy una niña y la navidad no es lo mismo para mi que para ella, o si es porque se que en realidad el niñito Jesús no sabemos a ciencia cierta cuando nació y que la iglesia escogió el 25 de diciembre para hacerla coincidir con una fiesta pagana  u otra. Quiza no me gusta celebrarla porque no quiero mentir a mi hija con cosas que se inventan otros o por la hipocresía de insistir en ser buenos estos días navideños, mientras que el resto del año parece que no importa tanto... O tal vez sea algo mucho mas simple, que tengo tantas cosas en la cabeza que se me olvida, como muchas otras cosas.



Todos los años pienso en lo injusto que es eso para Emma, sea por la razón que sea, ella no puede disfrutar de la navidad como lo hice yo de niña y siempre me prometo que será diferente al próximo año. Ya me queda poco tiempo para darla un buen recuerdo porque tiene 6 y ayer ya me comentó sus dudas sobre si los reyes eran reyes o eran los padres...
Tengo que poner remedio y la mejor manera es la que usamos en animación turística...incluirlo en el calendario un mes antes de que ocurra...
Quizá de esta manera, pensando en cómo hacer que sea especial e inolvidable, consiga que lo vuelva a ser para mi.
La Navidad me gusta, pero os mentiría si no quisiera que esas emociones y esos esfuerzos por querernos unos a otros durarán todo el año y no fueran tan fingidos al llegar la navidad.

Espero que vuestras fiestas hayan sido chulas. Nosotros fuimos a ver a mi hermano a su casa en un pueblo perdido de Murcia y lo pasamos genial...Eso os lo contaré en otro post porque hicimos una ruta la mar de emocionante y es gratis, Yuhu!!!