window paint ¿Lo habré conseguido?

Pizarra borrable casera


En esta ocasión os traigo algo muy fácil y chulo para hacer con tus peques, aunque un poco arriesgado para los sofás cercanos :)  y con lo que gastarás una cantidad considerable de pintura y cola. Una pizarra como la de sketchers!!! pero con colores vivos debajo, no en blanco y gris.


La idea la encontré en youtube y me pareció muy interesante, solo que en el vídeo no dan las cantidades que necesitas de los ingredientes y ademas usan pintura acrílica, si leéis esto sabréis porque lo digo como si fuera algo malo.
Sin embargo yo la intenté con témpera y salió bastante bien, aunque hay que aumentar la cantidad de cola.
Bueno pues aquí os traigo cómo la hice y qué tal nos fue siguiendo los pasos que dan en el vídeo.

Lo primero que diré es que se trata de algo bastante rápido, y para lo que no hace falta ningún material especial que no tengamos en casa. Salvo que aun no tengáis celo de papel (cinta de carrocero) o fundas plásticas para documentos.
También diré que cuando la hicimos Emma tenia minionitis, por lo que el diseño era el de un personajillo amarillo, muy simpático.
Dicho esto podemos empezar con la lista de:

Materiales

  • Cartón
  • Tijeras
  • Rotuladores, ceras o lapices de colores
  • Papel blanco (o reciclado)
  • Pegamento en barra
  • Funda de plástico
  • Témpera
  • Cola blanca
  • Papel amarillo
  • Rotulador negro
  • Cinta de carrocero

Desarrollo

Recorta el cartón, a la medida que te interese, dándole forma redondeada por arriba y haz lo mismo con el papel amarillo, al que ademas le vas a recortar la parte de la tripita del minion como si fuera una ventana. Puedes darle la forma que quieras a esta ventana

Recorta el papel blanco algo mas grande que la ventana de la tripa del minion y colorealo todo, todo, todo con manchitas de colores, cuanto mas vivos mejor

Recorta una cuadrado mas grande que la ventana de la tripita del minion de la parte inferior de la funda de plástico. Obtienes 2 lados cerrados y 2 abiertos.

Cierra uno de los lados abiertos de la funda recortada con cinta de carrocero, doblándola a lo largo del borde abierto.

Luego cerrarás igual el último lado de la funda pero antes tienes que llenarla con la pintura con cola.

En un recipiente adecuado mezcla la pintura y la cola, mi cálculo es 2 partes de cola por 1 de pintura pero puedes ponerlo a partes iguales y ver que tal te sale, siempre podrás añadir mas si al probar no te convence.

Cierra el último lado abierto y, con las manos, ve extendiendo la pintura hasta que cubra todo el espacio del fragmento de funda recortada y sellada. 

Ahora solo queda montar las piezas y decorar la cara del minion como mas te guste.

Pega al cartón el papel blanco pintado con pegamento en barra y la bolsita con pintura encima del papel con un poco de pegamento en los bordes o sujetándola con cinta de carrocero.
Coloca encima el papel amarillo de modo que la bolsita con pintura quede a la vista por la tripita que le abriste antes. Pégalo con pegamento en barra y algo de pegamento rápido en el borde de la barriguita. Añade uno o dos ojos y un peto pintado, o recortado y pegado.

Ya puedes usarla  con un objeto de punta roma (redondeada) para que no se raje el plástico de la funda que contiene la pintura o incluso con tu dedo, sobre la tripilla de un minion. Cada trazo dejará ver una línea de colores que podrás borrar pasando la mano por encima de nuevo.

Consejos

Podemos usar esto para crear una simple pizarra o para decorar una carpeta o cuaderno usando las tapas de este en vez del cartón (pero no la metas en la mochila del cole porque podría romperse la funda y... ¡Aale, todo lleno de pintura!)

Si una vez precintada la funda con pintura necesitas añadir mas pintura siempre podrás retirar la cinta adhesiva. Si te preocupa que al tirar de la cinta se rompa el plástico puedes cortar una esquinita de la bolsa por donde está la cinta de carrocero y por ese agujero meter una hoja de la tijera para seguir recortando por la línea de cierre.

Para sellarla del todo sin usar cinta adhesiva puedes doblar sobre ambas caras un papel de cera (papel de horno) o de aluminio y plancharlo con la plancha, el calor derretirá el plástico de los bordes y los dejará unidos entre sí. (aunque esto no lo he probado todavía juraría que funciona)
Intenté hacer una tan grande como la carpeta, usando la funda entera pero la mezcla de pintura no fue adecuada (a mas funda habrá que poner mas tempera y mas cola...?) aun estoy con esa idea en la cabeza, si lo consigo os lo haré saber. Desgraciadamente no tengo fotos decentes de este intento.

Para que pintar TOOODO el papel blanco no sea tan cansado, ni largo, es mejor usar rotuladores. Queda muy bien con rotuladores fluorescentes, los típicos para resaltar texto, ademas a los peques les hace mucha ilusión usarlos.

Para pintar con trazos coloridos sobre un fondo monocromo podemos hacer esto otro que sale muy bien si cuidamos que este todo bien cubierto de colores. Y para usar una pizarra grande podemos hacerla nosotros en casa como veréis aquí

Cómo podéis ver en la foto de anterior no aguanta mucho el dibujo hecho y se va quitando bastante mas rápido de lo que yo pensaba, ademas con el dedo no sale un trazo muy limpio. Fue una tarde noche antes de cenar y yo tenía en mente 2 cosas, apartar a Emma de las pantallas y que cenara a tiempo porque al día siguiente había cole. De todos modos la idea me pareció chula y pienso acabarla la grande y dejarla bien bonita para mi peque, que tanto me ayuda. Estoy con tendinitis en un hombro y tengo a mi marido fregando los platos y fijaos como se ofrece mi hija para que no me duela mas el hombro:

¿A que es un sol? Y lo mejor es que no la raya!!! jajajaja