Fantasmas para halloween

Halloween ya está aquí y no quiero hacerle esperar, no sabemos que podría pasarme si no, jajaja. Por eso os traigo, antes del miércoles, (no creo que pase nada por adelantarme al miércoles, aunque llegue algo tarde para usarlo este año) una decoración para halloween que podéis colgar o poner de pie. Se trata de algo casero por lo que será tan "kawai" o terrorífica como queráis. Lo mejor es que no requiere demasiado tiempo de trabajo (20minutos será mas que suficiente) aunque necesita algo de tiempo de secado (medio día o una noche) Empecemos ya con el fantasma.


Materiales

  • Un vaso de plástico
  • Papel de periódico
  • Celo
  • Film transparente
  • Cola blanca
  • Agua
  • Pincel
  • Temperas o acuarelas
  • Papel higiénico
  • Rotuladores

Desarrollo

Pon el vaso boca abajo y haz una bola mediana de papel de periódico para hacerle la cabeza y un churro de papel de periódico largo para hacer los brazos.

Coloca el churro sobre el vaso y sujétalo con celo por la parte superior. Ahora pon la cabeza encima y, con un trozo largo de celo, sujétala a los cuatro costados rodeando la bola entera.


Cúbrelo con un trozo de film transparente (el de la cocina).


Mezcla con el pincel la cola con el agua, poniendo la mitad de cola que de agua. Con 1 cucharada de cola y dos de agua sale una buena cantidad para hacer un fantasma. Podemos añadir si hace falta.

Antes de cubrir el vaso con el papel higiénico fíjate que el papel higiénico trae los cuadrados troquelados individualmente, pues mide la tira con tu vaso de modo que, sin cortar, lo cubras por delante y por detrás dejando "faldón" en ambos lados (que cuelgue). Ahí es donde cortas por la línea troquelada. Cuenta los cuadrados que hay, y ese es el tamaño de tu tira.



Pon la primera tira de papel y, con el pincel, mójalo con la mezcla de cola. Sigue hasta que el vaso quede todo cubierto y da una segunda capa.
Gracias al ancho de la tira solo necesitaras 3-4 tiras por capa. Es mas rápido de lo que parece y en seguida habréis acabado. Si quieres darle forma, este es el momento.





Dejar lo secar en la mesa o en algún sitio que no vaya a manchar nada. en medio día estará listo, probablemente (según la humedad del ambiente).

Llega el momento de pintar, si bien es cierto que cada uno lo puede pintar como quiera, yo recomiendo hacer solo unas lineas en los pliegues que tenga, como si fuera sombreado. El papel ya se encargará de difuminarlo cuando absorba  el líquido. Te quedará blanco y con las sombras del color que tu eligieras. Añade detalles con rotuladores y a secar un poquito.





Despégalo suavemente del film transparente (sale fácil, tranquilos) y ponlo donde quieras.
Para colgarlo tienes que usar una aguja gorda o un pincho (punzón, brocheta metálica, tijeras de baño...) y practicar un agujerillo en el sitio por donde quieras colgarlo, normalmente la cabeza.

Consejos

Cubre la mesa con bolsas de basura (u otro plástico) y sujétalo con celo
Cuando trabajes con el film transparente, como se pega y se hace un churro con mucha facilidad, te recomiendo usar un cartón para evitarlo. Poniendo el film sobre el cartón según vas desenrollando. Otra forma es llenarnos de paciencia e ir despegando el film de si mismo. A veces esta es la mas cómoda.

A la hora de empezar a cubrir con papel higiénico debes tener en cuenta que no puede quedar una linea de troquelado justo a la mitad de la cabeza. Lo mas seguro es que se rasgue y se caiga en dos pedazos. La verdad es que con un vaso de plástico normal y una cabeza proporcionada basta con una tira de 3 cuadrados de papel higiénico, lo que evita que coincidan doblez y troquelado.


Respecto al tiempo que necesita, bueno, Emma y yo empezamos anoche, justo antes de cenar, con vídeos musicales de youtube de fondo, para variar. en 20 minutos ya estaban las dos capas de papel hechas y recogimos (luego explico como lo puedes mover fácilmente). Estuvo secando toda la noche y la mañana y al mediodía, antes de comer, le pusimos los detalles en menos de 10 minutos. Hacer cosas de papel maché siempre da algo de miedo por lo sucio y lo que se tarda en dejarlo terminado pero este es genial. Si quieres probar a hacer figuras de pasta de papel aquí tienes cómo, si prefieres usar pasta de sal clica aquí y aquí
Si necesitas moverlo antes de secar, nosotros tuvimos que hacerlo porque trabajamos en la mesa en la que cenamos...(aun no hemos puesto mesa frente a la tele y, aunque muchos lo tengan como una aberración, a nosotros nos gusta comer entretenidos). Para ello despega los celos que sujetan el plástico con el que cubriste la mesa y desliza un cartón por debajo de este. Basta que el cartón tenga la medida del fantasma.

Ahora Emma esta en su etapa "gore" la gusta mucho todo lo que "de miedo" (lo pongo entre comillas porque tiene un límite muy pequeño y si pasa de ahí se asusta, jajaja), la he dejado decorar su fantasma y le ha añadido churretes de sangre (en rojo) y un mechón rubio "arrancado a una mujer por el mismo fantasma" (así me lo explicó ella)...pero si le digo que vea una escena donde ocurre eso, me dirá que si estoy loca que eso le dará pesadillas horribles y que ni de broma...
Dejemos les hacer, pero no demos por hecho que son capaces de ver lo que inventan. Celebremos Halloween como a ellos les gusta, no como creemos que les gusta.
Espero que este fantasma os sea de ayuda. Y recordar que la creatividad y la imaginación podría convertirlo en cualquier otra cosa, quizá una bruja, quizá un conejo para pascua...