viernes, 11 de agosto de 2017

Verduras para niños

Lo primero de todo, disculparme por llegar tarde. Si, intento publicar el miércoles y el sábado pero esta semana ha sido tan complicada que no he tenido tiempo para vosotros. Entre la llegada de los muebles y el cumple de Emma en casa, he estado agobiada pensando que vendrían los peques a jugara en mi salón y no podrían por tener en el las cajas y paquetes del ikea...al final todo salió bien. Montamos los muebles a la carrera y...los amontonamos en un rincón, jajajaa no pudimos cambiar los viejos por los nuevos, todavía. Ademas a Emma le da pena deshacerse de los antiguos, creo que mas por la sensación de que se llevan cosas nuestras, que por el echo de que con ellos pasó 6 años de su vida. 
Así que esta semana publicaré solo un día, porque después de la fiesta toca limpiar... Líquidos derramados, resto de tarta que cayó al suelo... y pisaron sin piedad arrastrándolo por toooda la casa, patatas que aparecen en los rincones mas insospechados. En fin, los restos de una batalla campal donde los soldados eran niños y en la que ganaron ambos bandos. Cómo no soy obsesiva, no importa que la roña esté uno o dos días en donde está, pero antes o después toca limpiarla aunque puede ser poco a poco, bebido y comida, aunque nada sano y saludable, que era un cumple.
Para sano y saludable, las verduras que Emma no quieres "tragar" y ya sabéis que, aunque al principio era reacia al truco de esconderlas y disimularlas, al final claudiqué y opté por esta manera tan engañosa como efectiva.
Pues hoy os traigo un truco mas muy sencillo. Solo sirve si a tu hijo le gustan las comidas fuertes en sabor. Es decir, algo mas saladas de lo que suele uno querer ponerles. A Emma la encanta la sal a solas y a veces la dejamos ponerse un poco en la mano. Si es tu caso te servirá.
Hice crema de coliflor y la encantó. Ante la sorpresa, volví a probar. Repetí la misma crema. y siguió disfrutando con ella...a ver, no es su plato favorito, no flipemos que la coliflor no son espaguetis boloñesa. Sin embargo se la come bien y si pongo cazo y medio casi se lo acaba.
La receta es simple, el truco esta en el extra. No se si valdrá con cualquier verdura pero estoy dispuesta a probarlo.

Qué necesitas

  • Unos cuantos ramitos de coliflor, dependiendo del número de comensales (yo la tengo congelada y es rápido y cómodo)
  • Quesito en porciones yo para tres raciones pongo 2 pero pon los que tu quieras.
  • Leche, para tres pongo medio vaso mas o menos
  • Una pastilla de caldo de pollo (para 3 raciones, calcula si sois mas, esta es muy importante)
  • Sal
  • Agua

Cómo se hace

Cuece la coliflor en agua y añade un pellizco de sal
Quita un poco del agua de la cocción y añade los quesitos y la pastilla de caldo
Cuando los quesitos estén disueltos pon la leche y dale unas vueltas.
Tritura y deja enfriar
Habrá que probar con esparragos

A Emma le gustan mas las cremas frias, a papá calientes, pero el micro hace milagros.
Entre la sal de la coliflor y la pastilla de caldo queda fuerte de sabor pero al menos se la come.
Ya se que las pastillas de caldo llevan glutamato para conseguir ese sabor tan rico. Es cuestión de decidir si la cantidad de glutamato y sal que tomará en la crema es mayor o menor que el beneficio de la verdura que lleva. Si fueran perjudiciales para la salud no creo que hubieran pasado el control de calidad, ¿no? (O quiza si)
Es cuestión vuestra decidir esto y a lo mejor con caldo casero también funciona, no lo he probado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario