Pasta de sal al micro

FUNCIOONAAA!!!! Lo encontré en Internet y no tenía muy claro si se quemarían o no...
Ese mismo día lo hice con Emma  y nos gustó mucho el resultado. solo hay que tener en cuenta algunas cosas que os explico a continuación.
Ya hemos hablado de la pasta de sal en otras entradas, así que podemos ir al grano, solo resumiré el porqué me parece la mejor plastelina casera:

  • Se hace con cosas que hay siempre en casa, no hay que comprar nada así que cualquier día que te de por ahí puedes hacerla sin decir "hoy compro lo que me falta y mañana la hago".
  • Es muy barata
  • Es ideal para bebes y mayores porque no necesitas cremor tártaro, ni glicerina, ni productos que puedan ser tóxicos...
  • Es muy fácil de hacer, no se tarda nada, ellos pueden ayudarnos o incluso hacerla solos si son algo mayorcitos, porque tampoco necesitas ponerla al fuego para que ligue
  • Es fácil de limpiar aunque apenas necesitas cacharros, basta un recipiente y tus manitas
  • Puedes añadirla el color en la masa o pintar después la figura.


Y aquí estaba mi problema: pintarla después de darle forma...prefiero usar témperas a acrílicas porque, entre otras cosas, las acrílicas no se van de la ropa, pero las témperas contienen mucha mas agua y hay que rebozar la figura en harina, según vas pintando, porque se ablanda si no la has cocido antes. Se que se puede hornear, la masa es como la del pan, pero encender el horno durante 30 minutos con lo que consume, solo para un par de figuras, era demasiado consumir para mi gusto. Sin embargo encontré algo muy útil cocerlas al micro. Algo había oído pero no estaba muy segura del resultado. Esa tarde buscando opciones por Internet para este problemilla encontré el como hacerlo y a Emma le gustó la idea de probarlo.
La expliqué que no debía encariñarse con las figuras por si la cosa no iba bien y se quedaban feas, que estábamos probando algo nuevo para nosotras.
Y la verdad es que me sorprendió lo bien que quedaron. La técnica es muy sencilla:


  1. Espolvorea harina sobre un plato que pueda ir al micro
  2. Coloca las figuras en él y mételo en el micro
  3. Ahora paciencia, coloca la manilla del tiempo en 10 minutos y cuenta 10 segundos con el micro en marcha, páralo y saca las figuras
  4. Dale la vuelta a las figuras y mételas de nuevo, vuelve a contar 10 segundos y repite estos dos últimos pasos durante un tiempo (de 3 a 10 minutos) que dependerá del grosor y del tamaño.
  5. Cuando veas las figuras secas, que pesan mucho menos que antes y que están ásperas puedes empezar a pintar.


Si, hay que girarlas cada 10 segundos hasta que estén listas, es una lata pero si son pequeñas y del grosor de medio dedo, o uno entero, no pasaras mas de 3 minutos. Inventar una letrilla que dure 10 segundos y cantarla entre todos cada vez lo hace mucho mas entretenido y a corta la espera.
La verdad es que a nosotras se nos pasó rápido...
Luego las pintamos con acrílicas por si las moscas y el resultado nos encantó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jugar con el universo

Jugar a deletrear

Aceptar y respetar a tu hijo