Lo importante de lo pequeño

Se que todos lo hemos oído en algún sitio, son las pequeñas cosas las que nos hacen mas felices, y he dado con algo que, aunque parezca mentira, nos saca de quicio muchas veces y, siendo madres, nos va fatal que a papá se lo olvide o que le parezca tan ridículo que lo ponga lo último de su lista de tareas de casa (para las afortunadas cuyo marido hace tareas de casa). Lo malo es que  yo también prefiero olvidarlo porque, tal y como están las cosas al respecto, no es una tarea agradable ni sencilla en absoluto, aunque lo parezca. Esta es una de esas pequeñas cosas que si no fuese como es, nos alegraría un montón el día, y me gustaría que este post sirviera para que los fabricantes se esforzaran un poco en sacar algo que nos hiciera un poco mas felices. Seguro que algunos ya sabéis de que os voy a hablar:



Desde que salió la negra, han estado haciendo "mejoras" a las bolsas de basura. Hoy, nuestra basura, disfruta de pasar sus últimos días en hermosas bolsas amarillas, verdes, naranjas, lilas... y digo mejoras entre comillas porque aun no han logrado la bolsa que no se rompa que es, en definitiva, la mejora que mas nos interesa.
Si, muchos colores, con cierre de cintas, perfumadas, pero no la hay irrompible.
Las hay mas caras y mas baratas pero duran enteras exactamente lo mismo.

No se a quién se le ocurrió ponerlas colorines pero podría haber pensado en invertir su tiempo en algo mas útil... Y no es que les haga ascos a las bolsas de colores (solo al contenido) es que mi tiempo es muy valioso, supongo que el de quien tuvo la ocurrencia también lo es, y siento que lo perdiera en este ínfimo detalle.
Lo que si hay que reconocerle es que en caso de huelga de basuras, las calles parecen un jardin... con mil colores, pero no esperes olor a rosas.



Es cierto que las bolsas vienen perfumadas pero no es channel n°5 precisamente, yo no me lo pondría para ir a una boda...bueno, no me lo pondría ni para un funeral.
Al principio pensé que era un repelente de bichos. Pero que decepción, el cubo de casa se llena de moscas, mosquitos y moscardones si pasa un día lleno o si saco la bolsa del cubo hasta que pueda tirarlo al contenedor.
Entonces, ¿porqué ese supuesto perfume que ni huele bien, ni espanta bichos?

Otra cosa que me intriga es lo del cierre. Si, la cinta que ponen en el borde para que se pueda cerrar y llevar "más cómodamente". Esta claro que no salió como esperaban, a no ser que su intención fuera reírse de nosotros. La de veces que he agarrado las dos puntas que asoman de la cinta y se me ha roto el borde entero por tirar de ella para cerrarla.


También puede que os haya pasado que, una vez hecho el nudo, al tirar del asa veis como se da de sí la bolsa y coge un color blanquecino o pálido por la zona estirada...señal inequívoca de que se romperá justo por ahí a medio camino, entre el cubo y la puerta de la calle, tanto es así que yo preparo la escoba y la fregona antes de sacarla del todo.


Otro punto muy molesto es el tamaño, lo bastante grande para que pese mucho si está llena, y demasiado pequeña para encajar en el cubo del "todo a cien" o "chinos"  (que nunca hacen las cosas a la europea) donde ahora compramos todos estas cosillas. Ponerla la pones pero, o queda un poco floja o deja una esquina sin cubrir, en el caso de los cubos cuadrados. Lo justo para que, una vez cerrada la bolsa, haya que volverla abrir para arrebañar lo que quedó al fondo del cubo...

Está claro que las bolsas de basura son una tecnología muy complicada para el ser humano, podemos hacer consolas que reconozcan nuestros movimientos, hacemos drones, clonamos ovejas...pero lo de la bolsa de basura no somos capaces de hacerlo bien.


Hasta en la ocu han sacado una comparativa de bolsas y la mejor bolsa es, precisamente, la que uso yo... ¿Cómo?, ¿qué?, WTF!!! Si esa es la mejor, no quiero imaginarme como será la peor. Por ahora me quedaré con esta a la espera de un cambio en la comparativa o de un avance en su tecnología que no sea solo cambiar el color. Porque bien dice el refrán: mas vale malo conocido...

Espero que al menos os sintáis identificados y, al leerlo, el estrés que hayáis podido sufrir en estas fiestas se haya ido a la basura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jugar con el universo

Jugar a deletrear

Aceptar y respetar a tu hijo