jueves, 26 de enero de 2017

Enmarcando el arte infantil.

Es muy importante valorar las obras de arte de nuestros peques, así no solo fomentamos la confianza en si mismos, también el gusto por el arte y la cultura, amor que repelen ahora muchos de nuestros jóvenes como un imán con su mismo polo, o les resbala, como el agua sobre el aceite.

El modo mas sencillo es valorar las obras de arte que ellos hagan y para eso podemos hacer lo que se dice siempre, alabarla y exponerla en la nevera para verla siempre que estemos en la cocina...
Si, eso funciona muy bien pero podemos hacer algo mas, exponerla en donde pasamos mas tiempo y donde hasta las visitas la disfruten. Colocarla en un lugar visible, muy visible, donde cada vez que la vea recuerde lo mucho que le alabaron por ella y se enorgullezca de ella.

Sin embargo hay algo que podemos hacer antes de añadirla a la exposición, ENMARCARLA.
Enmarcarla la convierte en algo mas que en un dibujo infantil, deja de ser un papel muy bien pintado para convertirse en un cuadro. Ojo, no hay que enmarcar todo lo que haga, solo lo mejor. De este modo premiaremos aquellas obras en las que se haya esforzado mas, en las que haya puesto mas detalles, en las que haya prestado mas atención...le estaremos enseñando que el esfuerzo merece la pena, que poner el corazón en lo que se hace tiene premio (aunque de adulto no siempre sea así).

¿Cómo podemos enmarcarla? Hay muchas maneras sencillas que no implican gastar dinero en un marco (aunque esta es muy válida). Clica aquí para ir a la página de "manualidades" de este blog y busca el apartado con el título "Colorear y pintar", para encontrar estas ideas.
En este artículo quería mostraros un caso especial:

Cómo enmarcar las obras de arte gruesas

Hace dos años, cuando Emma estaba en P3, la pidieron hacer un taller en casa para el cole. Tenía que hacer algo muy especial, se trataba de decorar su propio "nombre secreto".
Como dije en otros artículos, usan la Magia de leer y escribir y les enseñan, desde los 3 años, que los símbolos gráficos tienen un sentido. Empiezan por otorgarles un símbolo a cada uno, mas o menos relacionado con alguna grafía de su nombre, y ellos aprenden a escribirlo y leerlo. Esto es el "nombre secreto" del que, poco a poco, según aparecen las letras se van deshaciendo para sustituirlo por el conjunto de letras que forman sus nombres propios.

Pues bien, había que decorarlo y tenía que ser de un modo original. No valía pintarlo o llenarlo de macarrones y ya está. Busqué unas imágenes en Internet de letras decoradas y seleccioné las que creí mas apropiadas para su edad. Claro que yo sabía cómo decorarlo!! pero quería que fuera ella la que lo eligiera, por algo era su trabajo y su "nombre secreto". Emma miró las imágenes y preguntó cosas sobre ellas, para resolver sus dudas de artista novata, y tomo una decisión. La de bolitas de plastelina, tan llena de colores, le gustaba como quedaba, pero ella lo quería rosa, morado, amarillo y naranja...

Nos pusimos a trabajar y, como había que usar mucha cola blanca para pegar bien la plastelina, y el peso al acabarlo iba a ser considerable, decidimos ponerlo sobre un cartón forrado con un folio rosa en el que calcamos el símbolo. Poco a poco fuimos rellenando el "nombre secreto" con plastelina alternando colores (cosa que aproveché para trabajar la lógica haciendo series), una vez seco lo untamos de cola blanca y lo espolvoreamos con purpurina plateada...(mi niña, que es de rosa y brillo).
El trabajo quedó muy chulo, pero Emma quería ponerle mas cosas, algo que fuera gracioso...fuimos a los chinos de al lado de casa y estuvimos mirando en busca de la inspiración de Emma. Ella se enamoró de unos botones rosas bastante grandes y me preguntó cómo incorporarlos en su símbolo. Se me ocurrió que podían ser los ojos y entonces corrió por los pasillos en busca de unos ojos que había visto unos días antes (o semanas, a veces me asombra la memoria que tiene, teniendo yo tan poca, qué injusta es la vida!!) Volvimos a casa deseando acabarlo,. estábamos emocionadas. Pegamos los botones a la plastelina con pegamento rápido y los ojos bailones justo en el centro de los botones, tapando los agujeros para coserlos.
Una vez acabado nos pareció demasiado chulo, estábamos orgullosísimas.



Cuando acaba el curso nos devuelven todos sus trabajos, y el nombre secreto volvió a casa.
Como había sido algo muy especial Emma quería colgarlo, pero no quería pegarlo en la pared con el bluetac, quería que se viera como lo que era, algo especial, algo que había sido ella todo el curso, porque fue por lo que la reconocían en clase, había sido su nombre.
La dije que podíamos enmarcarlo convertirlo en un cuadro de museo...Como otras veces, hablé demasiado rápido... la obra de arte tenía un grosor de 3cm y pico y eso no había marco que lo abarcara, salvo el Ribba del Ikea y ademas de ser pequeño, cuesta casi 7€.
Al final decidimos fabricarlo con la caja de un pijama que tenía una tapa como un marco, con un cuadro abierto en el medio.
Como la tapa era satinada no podíamos pintarla directamente con temperas teníamos que cubrirla con algún tipo de papel.
Hubiera sido buena idea forrarla con un papel colorido y listo en un dia, pero en ese momento no pensamos en la forma mas práctica, si no en poder darla el color y el diseño que nos apetecía, así que ibamos a hacerlo con papel higiénico, cola blanca y agua (papel maché). Antes de empezar reforzamos las esquinas con cinta de pintor (que ya nos abría bastado para pintarla) y después la cubrimos de papel mache. Cuando estuvo seco la pintamos, primero Emma quiso que fuera morada, pero después de nuestros problemas intentando lograr un morado que nos gustara mezclando azul y rojo o rosa, cambió de opinión y lo quiso rosa. Yo creía que era mejor ponerlo blanco, con un par de líneas en rosa, y colgarlo en su pared morada para que resaltara mas el contenido del marco pero como era una cosa de Emma, y no conseguí convencerla, se quedó así



Hay muchos modos de fomentar y favorecer este amor a la cultura, para empezar podemos hacer actividades divertidas en los museos sin avergonzarnos, ni reñirles por todo, la gente se hace cargo de que son niños y si hacemos algo que les haga interesarse por lo que ven serán verdaderos estudiosos y asombraran a los demás visitantes... En el próximo artículo os traeré mas detalles de cómo conseguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario