jueves, 10 de noviembre de 2016

A vueltas con su casa

Es verdad que la casa familiar, al nacer los niños, se convierte mas en la casa de los pequeños de la familia que en la de los padres. Por todas partes hay juguetes, peluches y muebles adaptados, ademas de carritos de paseo, hamacas, biberones, jarabes infantiles...
Pero en esta ocasión no hablo de nuestra casa que se ha convertido en suya, si no de una casa de muñecas que no existía ni en proyecto y que, desde la semana santa pasada (mes arriba mes abajo), anda paseándose por mi cabeza. Si queréis saber mis aventuras con este taller seguir leyendo.

A veces, mas a menudo de lo que yo hubiera pensado al principio de la maternidad, paseamos por una juguetería muy chula y baratilla que tenemos cerca de casa (Drim). Tenemos mucha suerte, porque los dependientes, todos ellos, son un verdadero encanto y les parece estupendo que paseemos las dos por la tienda, aunque no siempre compremos algo. Ahí vio Emma, un día, una casa de muñecas. Le pareció la casa mas bonita del mundo: 4 espacios con dibujos de la habitación a la que correspondía cada uno y "100€" escrito en la etiqueta (bueno, para ser exactos 99,95€)


- Qué pena, mamá, si pusiera un 3 o un 5 delante de la coma me la llevaba ya mismo para casa...

Angelico, como valía mas de 5€ no podía tenerla (me dio algo de penilla pero, viendo el tamaño de la casa en cuestión, suspiré aliviada de no tener que cargar con ella a pulso hasta casa). Creí que se había acabado ahí la cosa pero me sorprendió mucho otro día que bajábamos para el mismo sitio después del cole:

-¿Es una tienda estupenda, verdad, mamá? tienen de todo y muchas cosas se pueden comprar porque hay muchas cosas ¡¡¡de menos de 5!!!. Menos la casa de muñecas que es muy cara.
- Siempre puedes pedirla a papa Nöel o a los reyes magos
- Pues no lo se, porque aun no se si es tan grande como yo la quiero, necesito una en la que entren mis muñecas grandes, las princesas disney y las barbie, que no tienen casa...
Se quedó callada, pensando, yo creí que era una pausa estratégica para lograr convencerme de que 100€ no eran tanto comparado con su felicidad...pero como nosotros no tenemos "mastercard"  yo  estaba segura de que no lo iba a conseguir, con pausa o sin ella, volveríamos a casa sin casa de muñecas.
¡¡¡Pero toma sorpresa!!!
- Mamá, ¿podríamos hacerla de cartón nosotras en casa como el cerdito hucha o la torre de Rapunzel?
La miré alucinada
- Vale, no podemos, es muy difícil...- dijo al ver mi cara
-No, estoy alucinando cariño, ¿de verdad quieres que la hagamos? aun me queda cartón del ikea. (ya os dije que mi casa parece una planta de reciclado, así que no os sorprendáis porque haya guardado cajas enormes de cartón)
Emma se emocionó mucho y yo pensé que sería fácil, que la haría feliz en una semana...jajaja.
Y así empezó todo el rollo de la casa de cartón, con habitaciones de 30 o 35 cms de alto y ancho como mínimo.
Es mi primera casa de muñecas de este tamaño y esta resultando un proyecto apasionante, al igual que difícil, ya que la arquitecta no soy yo, si no una niña de 5 años que tiene muy claro como debe ser la casa de sus muñecas.

Ni que decir tengo que le he ido haciendo fotos a todo lo que parecía un buen sistema aunque después lo rechazáramos por imposible, complicado o poco funcional...
Espero que todos mis intentos y la resolución final de dudas y otros impedimentos os sirvan de algo en caso de que queráis hacer una vosotros.

Mi primera idea

Hacerla con cartón y desde cero, no había cajas de zapato de la medida que quería (Olé mis webs...).
Con inestimable ayuda de Emma la arquitecta
Medimos con una cinta métrica el cartón de una caja ikea y sacamos un cuadrado 35x35cms que usamos para que ella pudiera reseguir y traspasar a otro cartón y otro, y otro y... Emma ayudó mucho, estaba ilusionada con su casa. Creyendo que sería cosa de un rato se puso manos a la obra para tenerla lista en seguida. Pero no se construye una casa en una hora, y poco a poco se fue desinflando:
-¿¡ Pero cuando jugamos con la casa!?-
- Cuando la acabemos, está claro, ¿no?. Antes es imposible.
Encontramos unos cartones, de la medida adecuada, muy gordos y resistentes, que venían en las cajas ikea. Nos emocionamos y todo, el tejado estaba resuelto... Lo malo es que, según íbamos haciendo, dudaba cada vez mas de que el celo de pintor sujetara las partes en condiciones durante mucho tiempo, con la torre de Rapunzel funcionó muy bien así que seguimos adelante con la esperanza de que sirviera o con la idea de que cuando surgieran los problemas ya les pondríamos solución...cada cosa a su tiempo. 

todo cartones de cajas Ikea...
Mientras ella traspasaba la medida de un cartón a otro yo iba recortando. Sacamos 3 cartones, mas o menos cuadrados, antes de que se cansara de rebordear. Entonces la senté conmigo en el ordenador y buscamos imágenes de papeles de pared para que escogiera los que mas la gustaban.
Los pequeños no soportan demasiado tiempo haciendo la misma monótona cosa, es mejor cambiar de actividad cada 15 minutos, y si la anterior no se había acabado volver a ella mas tarde u otro día (hasta 2 años y medio solo 5 minutos concentrados en lo mismo, según crecen ese tiempo aumenta en la medida que los acostumbremos). En este caso, como la tarea era compleja, pude cambiar de actividad sin abandonar la tarea, en vez de rebordear, buscar en el ordenador algo que la iba a motivar, de nuevo, con la casa.
Entonces apareció otro pequeño problema, las imágenes que ofrece google al respecto y las que hay en webs y blogs sobre materiales para miniaturas no tienen el tamaño deseado, por lo que tuve que hacer un documento insertando varias veces la misma imagen, poniendo especial cuidado en que no se notaran demasiado las uniones (cosa que no siempre conseguí) y tras imprimir 3 veces pegarlo en los cartones recortando el sobrante
Por si os interesa os dejo aquí los sitios en internet de donde saqué estas imágenes:
El universo de freya
Las miniaturas de hind
wikihow (cómo decorar una casa de muñecas)

La búsqueda de papeles decorativos animó a Emma y le pareció bien estar un ratillo  mas echándome una mano con el pincel y la cola (aguada, por supuesto) y rematarlo con pegamento de barra.


Con 5 años y ya sabe latín, hay que ver, cómo colocó los muñecos
El mas largo de todos (justo debajo de los otros dos en la foto) era de 60cms de largo y pensaba usarlo como suelo de la planta principal, Emma lo decoró con ceras pintando de marrón "parquet sala-comedor" una mitad y de azul "cocina o baño" (ahora no recuerdo bien que queríamos poner) la otra mitad.
Entonces nos dimos cuenta de lo complicado del proyecto, tal y como estaba planteado, eran demasiadas piezas de cartón y nos harían falta 4 piezas largas de al menos 60cms para hacer la estructura y el suelo. Como solo teníamos una, y hacer las otras con trozos sujetos con celo nos parecía que no se iba a aguantar, decidimos hacer un pequeño cambio. Aunque aun no sabíamos cuál...pasadas unas semanas se nos ocurrió una nueva idea

La segunda idea

Tenia otra caja (ya no hace falta que diga de donde ¿no?) donde guardaba una pequeña estantería desmontada (que tampoco tenía la medida adecuada) no quería sacarla de ahí por no saber donde lo iba a meter pero...al final claudiqué y use esa caja como paredes externas de nuestra casa. Según íbamos planeando cómo la pondríamos y probábamos el tejado (las piezas tan chulas, gruesas, que cogimos antes)  nos íbamos emocionando, la caja tiene una tapa que se abre a modo de armario y esa sería la parte en donde dibujaríamos la puerta. La casa quedaría cerrada y recogida (lo que mas me gustó a mi) y ademas tendría puerta y "se intentaría" poner un asa para mover la como una maleta (ambas ideas de Emma). Y con las dos mas contentas que unas pascuas lo de la estantería pululando por la habitación de invitados quedó como un problema menor...de hecho creo que aun pulula por ahí.
Sin embargo, no todo iba a ser un camino de rosas, habíamos encontrado una caja con tapa, nada mas, no era "supercaja", ni cualquier otro superheroe de disney (vease "Antzman"). Y el problema siguiente lo planteó Emma...
"¿Cómo subirán a la planta de arriba?"
Estuve tentada de contestarla "con tu mano, leñe, con tu mano." pero me controlé y solo dije "¿Cómo quieres que suban?". Ay, no se mantener la boca cerrada...
Empezamos a pensar cómo hacer una escalera, doblar una tira de cartón y sujetarla en una punta y la otra fue la primera opción pero no funcionó bien, el peso del muñeco la hace desdoblarse en una rampa mortal. Hacer tiras de cartón y crear montones con ellas, haciendo ladrillos y amontonarlos del mas largo al mas corto, tampoco fue buena idea.
Entonces busqué un sabio (vamos, que miré en Internet) y vi un modo lógico de hacer escaleras:
2 estructuras laterales para sostener los peldaños, parecía la mejor de todas las opciones y la que mas nos gustó.
Pero nunca va mal ese dicho de "no cantar victoria hasta que la guerra esté ganada por completo", y nosotras lo olvidamos. Hicimos la estructura como veis en la foto y preparamos algunos peldaños, todo con la medida adecuada para los DICHOSOS muñecos (notesé que ya son "DICHOSOS" no solo "muñecos"). Esta escalera nos creaba otro problemilla.
escalera problemática
El tamaño de la misma, para que subieran por ella muñecos de 30 cms de alto, con un ancho de pies entre 3 y 4 dedos (de adulto eh!), los peldaños tenían que ser por lo menos de 7 cms de largo y 3 - 4 de profundo, lo que nos dejaba un primer tramo de escalera ocupando todo el ancho de la casa...y solo era hasta la primera planta, ¿Cómo poner la escalera desde la segunda planta sin añadir suelo, colgando en el aire, por fuera de la caja al otro lado de la misma? me explico, suben desde la planta suelo a la habitación de arriba con la escalera añadida por fuera de la casa, pero en la segunda planta por fuera de la casa ¡¡¡no hay suelo!!! (pegada no creo que aguantara el meneo que la iban a dar los muñecos)
puedo añadir algo de suelo haciendo una rajita a ambas "paredes" justo por encima del suelo de esa planta y meter una pieza larga de cartón, tumbada, que cruce toda la habitación y ponerla y quitarla para jugar y recoger...¿Cuánto duraría la rajita sin estropearse?, ¿aguantaría la casa los envites de un muñeco subiendo por esa escalera sin caerse de lado?...
Imaginaos la escena: Emma coloca los muebles en la casa, pasa 10 minutos preparándola para jugar, y el primer muñeco que sube a la tercera planta inclina la casa entera hacia la izquierda tirando los muebles por ahí...
Si, podría subir los muñecos con cuidado y no pasaría nada, pero tiene 5 años...
NO PIDAMOS PERAS AL OLMO (que lo hacemos muchas veces, sin darnos cuenta, y encima reñimos al olmo por no dar peras, no me digáis que no, que os crece la nariz).
Necesitábamos una escalera que subiera desde el suelo a la última planta (o casi) con peldaños, como mínimo, de 3 X 7 cms, algo que se pudiera mover con facilidad y que no sobrepasara el ancho de la caja al ponerla al lado. Estaba mas que claro que lo que nos salvaba era una escalera de caracol...Pero nos costó dar con la solución perfecta y mas nos costó averiguar cómo hacerla...

A la porra el éxito
"¡¡¡AAAAhhh!!! Mamá lloro, esta casa es una ruina, oh, no siento las pieenass...quien me mandaría a mi meterme en este rollo patatero..."
Cosas así dije a montones, palabra. Ya no podía romperme mas la cabeza pensando en cómo lograr mi promesa. Porque lo prometido es deuda, sobretodo para un niño, y mas aun cuando es tu hijo.
Y no vale eso de "yo no dije: te prometo hacer una casa de muñecas, yo dije podemos hacerla, nada mas, sin prometer". El "podemos hacerla" lleva un contrato firmado en la letra pequeña, así que te has comprometido a cumplir y no hacerlo es romper un contrato y eso, como con todo lo que va con contrato, tiene unas consecuencias.

La casa quedó en standby durante muuucho tiempo, el que necesité para calmar los nervios, la rabia y otras emociones salidas de un proyecto que no daba mas que problemas y decepciones...Por eso continué, porque empezaba a decepcionar a mi hija que me preguntaba:
"-Cuándo podré jugar con mi casa de muñecas...
-Cariño, es que, con la crisis, la construcción esta en baja, nadie compra, ni invierte en eso, pero tranqui que la empresa constructora ha sufrido una opa hostil y la nueva compañía ha firmado un nuevo contrato con acreedores y se van a retomar los trabajos de construcción....
-Si, pero ¿cuándo podré jugar con mi casa.?
-Dentro de poco
- Llevas diciéndome eso desde que empezamos y aun no está
- Ya se que tarda, hemos tenido algunos problemas, que ya estamos solucionando, y en breve nos pondremos a trabajar de nuevo, si ayudas iremos mas rápido. Este fin de semana pásate por la obra para decidir aspectos prácticos y decorativos y, desde ahí, seguiremos sin nuevos parones."
(espero, de vedad, que no os resulte familiar esta conversación)
Sea cómo sea lo voy a lograr!!!
Bueno, dadas las excusas de rigor, el fin de semana siguiente nos pusimos manos a la obra de nuevo y resolvimos rápidamente el rollo de la escalera. Hicimos una escalera de CARACOL que nos quedó muy chula, aun falta pintar, pero promete. Solo hay que ver las fotos. La verdad sea dicha, esa escalera me hace sentir mucho mejor que un buen trozo de chocolate negro... Aunque tardamos unas 3 semanas en acabarla y aun quede pintar los peldaños de colores como los quiere Emma, se que quedará genial.

si necesitas explicaciones del paso a paso clica en la foto

Como se ve en las últimas fotos (sin numerar) el tamaño es adecuado para las muñecas que ella quiere meter en la casa, ademas ella quería pintarlas de colores vivos y el tono papel de periódico encolado no es una buena base para que otros colores (al menos de témperas) se vean limpios pintados encima...por eso los pinté primero con témpera blanca.

Una vez casi acabada la escalera, me metí con el aspecto exterior de la casa, dibujé ventanas con cristales, cortinas y maceta y la puerta con un detalle sencillo en su parte superior, añadí un poco de relieve en el marco envolviendo en papel de periódico un palillo de pincho moruno y pegándolo con cinta de carrocero (o de pintor), y abrí las puertas y las ventanas con un cutter y unas tijeras.
Ahora ya parece una casa y no una caja, hay que ver lo que cambia una letra...









Ahora esta a la mitad, medio hecha, medio no. Emma aun no puede jugar pero se que lo que queda por hacer es algo mas sencillo. Poner las plantas, es decir, los suelos de los pisos será otra piedra en el zapato pero ya tengo algunas ideas en mente, listas para probar. Por un lado, poner unas tiras de lado a lado, como vigas del techo. Por otro usar unas tiras gordas, como topes, en las 3 paredes de la casa, y por último 3 poyetes triangulares en las esquinas o rincones Todo hecho ya para empezar a probar. Aun no se cuál será mas eficiente para evitar que los pisos se caigan al jugar, paseando los muñecos por ellos, pero sea el que sea el que use al final tened por seguro que la casa voy a terminarla antes de navidad (o eso espero), que será una gran sorpresa para Emma, y que os lo contaré con todos los detalles...jajaja Os queda casa "pa' aburrir".
Ahora quiero empezar con las paredes interiores, tengo que pintarlas, y tienen que quedar bonitas. Por eso cuando encontré en el Lidl una caja enorme de pinturas acrílicas de mogollón de colores a 6€ no me lo pensé, las compré. Ya las probé en un trabajillo para una fiesta de cumple que me han pedido y queda bien. Nunca había trabajado con ellas por su precio y lo rápido que se acaban y, como es un tema aparte, en cuanto pueda haré un pequeño post explicativo al respecto sobre mi experiencia con estas pinturas mas caras.

Por ahora termino aquí este de la casa de muñecas gigante, aunque aun queda por hacer, y por contar. Espero que dentro de poco pueda publicar la segunda parte con las fotos de como quedó y de Emma jugando feliz con ella. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario