miércoles, 5 de octubre de 2016

Sobre los celos


Todos sabemos lo que son, pero cuántos sabemos que implican, cómo aparecen, porqué, cómo evitar los celos y, una vez que aparecen, cómo hacerles frente o cómo aliviar el sufrimiento que causan en nuestros hijos. Pues solo lo saben aquellos padres que ven cómo sus niños los sufren irremediablemente y les conceden la importancia que tienen, informándose para ayudar a los pequeños del mejor modo posible.


Por desgracia soy uno de estos últimos, Emma no me permite tener nada parecido a una vida si no es con ella de la mano, y porque ya "superamos" el dolor de verme charlar o jugar con otros niños (lo pongo entre comillas porque solo hemos logrado un sistema para que no pierda el control emocional y reclame cariño como una persona civilizada).
Empecemos desde el principio:

¿QUÉ SON LOS CELOS Y QUÉ TIENEN DE MALO?
Los celos son un cúmulo de emociones, muchas de ellas contrarias entre sí. No se trata de estar triste o enfadado, si no de estar ambas cosas a la vez con la misma persona. Confuso, ¿no?, ¿imagínate con 4 años?
Si tienes celos siendo adulto es grave, decir que tu esposo es celoso te convierte automáticamente en victima y todos quieren ayudar. Decir que tu hijo es celoso es poco mas valedero de un "es normaaal" y se acabó el problema. Tendemos a infravalorar las emociones infantiles cuando los pequeños son mas emocionables y las entienden menos que los adultos, por lo que les afectan mas, tanto las positivas como las negativas.

Si ya de por si les cuesta entender una sola emoción y no controlan su comportamiento ante esta, imaginaos que ocurre cuando sienten dos emociones o mas a la vez y estas emociones son contrarias...los pobres se pueden volver locos entre llanto, rabia, amor, odio, decepción...y miedo, sobretodo miedo, a perder el amor que recibían de una persona. Cuando esa persona es alguien cercano duele, pero si ademas es uno de los padres, a los que necesita y ama con locura (exactamente en ese orden, porque su amor es amor infantil, ama porque necesita) el sufrimiento es tan grande que, como dice Emma, "mamá no puedo parar de llorar".
emociones contrarias

De nada sirve...por lo menos de nada bueno, que le gritemos enfadados porque nos parezca mal que le grite a su amigo, que nos de la espalda como un maleducado, que nos pegue con odio...
Solo empeoraremos las cosas si nos empeñamos en ser el adulto incomprensible e impaciente.
Los celos parecen envidia pero no lo son. Leí en un blog muy chulo una explicación de las diferencias entre celos y envidia: la envidia se basa en algo que tiene otro y yo no tengo mientras que los celos se basan en algo que yo tengo y puedo perder, la envidia es normalmente materialista (aunque se trate de tener a una persona y que nos quiera siempre, es tener algo físico, la persona, no un sentimiento, porque querer ser amado no es envidia, si no un deseo natural). Que cosas tiene la vida, cuando necesitaba ayuda para entender a mi hija pregunté en google y ahí estaba (Internet es sabia), un artículo de un blog que ya sigo desde hace meses. No lo dude y me lo leí entero, no defraudó ni un pelo, me dio pie a varias ideas con las que tratar de hacer que mi hija se sintiera mejor. Os dejo el enlace a dicho artículo en el blog de El aula de Elena y al menos devuelvo el favor del mejor modo que se.
A un adulto no podemos corregirlo solos, necesitaremos que quiera ver a un especialista pero nuestros hijos aun confían en nosotros por encima de todo y podemos, debemos aprovechar esto para ayudarlos a madurar sus emociones y enseñarles a vivir con ellas en sociedad.
Las emociones no son malas, sentir nos hace humanos, lo malo son algunos comportamientos, salidos de dichas emociones, cuando son perjudiciales para nosotros o los demás.
No debemos enseñarles a no sentir, no hay que anular su personalidad emocional, solo hay que dar herramientas para evitar los comportamientos inadecuados y dolorosos.
Pero ¿en qué consisten exactamente los celos? Los niños celosos temen perder el amor de sus padres, temen ser menos querido o ser reemplazado por otro (hermano, amigo, un adulto o una actividad nueva que realicen los padres) le puede afectar mucho que el papá o la mamá presten atención a algo que no sea él. Y, si está acostumbrado a hacer algo con ese miembro de la familia y hacerlo de una manera concreta, si hay un cambio que él considere importante también le afectará.
No soy médico, ni técnico de nada, y tampoco soy psicólogo por lo que no puedo aventurar la proporción de niños que saldrán celosos y los que no, no puedo decir "a todos los niños les pasa" porque a lo mejor no son todos.
Imaginaos que en el trabajo el jefe os agradece y felicita cada día por vuestro esfuerzo y por que todo lo hacéis bien. Y pasa largos ratos charlando con vosotros amigablemente, os tiene como su mano derecha y, fíjate que cosas, ...os encanta. Y de repente eso cambia, no os felicita tan a menudo y empieza a charlar con otro. ¿No pensaríais que el ascenso, que creíais ya vuestro, lo estáis perdiendo? ¿No os sentiríais amenazado por la presencia del otro? o en casa, por ejemplo, ¿No os da rabia que vuestra pareja se distraiga mas con el ordenador (o su iphone) que con vosotros?...
Yo quiero mucho a mi pareja pero a veces la daría de leches, y tiraría el pc por la ventana. ¿acaso no es este un comportamiento celoso? ¡¡¡claro!!! pero se controlarme y no lo hago, me enfurruñaré un poco pero no llegará la sangre al río. La diferencia es que yo entiendo lo que siento, reconozco la parte irracional de ese pensamiento y decido comportarme de modo civilizado.
Los niños pequeños no entienden un carajo de emociones y sentimientos por eso los celos causan reacciones tan exageradas en menores de 10 años. A partir de 10 también tienen celos pero ya es mas difícil que nos causen problemas a nosotros con ello. Muy grave tiene que ser para que sean violentos, lo que no quiere decir que debamos ignorarlo.
Está claro que hagamos lo que hagamos los niños crecen y se convierten en adultos civilizados de todos modos, gracias a nosotros o a pesar nuestro. Sin embargo, seguro que serán mas felices si no tienen ningún complejo y crecen sin carencias sentimentales. Así que, aunque no recibir esa educación emocional, y/o vivir en un ambiente donde las emociones no tengan el valor que les corresponde no les vaya a dejar calvos ¿no es mejor que la infancia la pasen del modo mas feliz posible? ¿qué la recuerden con cariño y, siendo un poco egoístas, nos quieran y respeten de mayores para que no nos abandonen en el peor de los momentos? No importa porque razón lo hagáis pero es mejor respetar sus necesidades emocionales.

¿QUÉ DEBEMOS HACER CUANDO ATACAN LOS CELOS?
La respuesta es muy sencilla, querer aun mas a nuestros hijos, demostrarles (no basta con decírselo) que eso es solo una sensación, y que hay maneras civilizadas de no sufrir por ellas.
He leído cosas como "no debéis prestarle la atención que reclama porque se saldrá con la suya" "no podemos premiar los comportamientos inadecuados con besos, abrazos y palabras bonitas o seremos sus lacayos toda la vida y los malcriaremos"
Por favor, si darle teta a demanda (hasta los 4 años en ocasiones) es de mamás como deben ser, y es lo correcto según la Oms (aun con todo el sacrificio que ello implica y la esclavitud que supone), cómo va a ser correcto no abrazarle a demanda para evitar que nos gobiernen. Por amor de dios, ¿No son ya los reyes de la casa? ABRÁZALO SI TIENE CELOS, hazle saber que pase lo que pase va seguir siendo "el dueño de tu corazón" porque esa es la verdad y se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Lo que los aparta de nosotros al crecer es el hartarse de oír mentiras.


Pero, ojo, hay que respetar sus apetencias en el tema abrazos porque el niño con celos, ademas de amarte y quererte para él, también te odia justo en el mismo momento que te quiere. Sentimientos encontrados pueden hacer que el niño rechace el abrazo o simplemente que te acerques un paso.
En la locura del ataque de celos puede que no sea el momento ideal para hablar o abrazar. Aguántate, porque no lo hablasteis antes. Cuando se le pase y estéis en privado y tranquilos no te rechazará, aprovecha y pregúntale por cómo se sintió y dile que no quieres que lo pase mal por algo que tu hayas hecho POR QUE LO QUIERES A MORIR (no tiene nada de malo reconocérselo) pero que tampoco quieres perder la amistad o la compañía del otro y que os vendría bien buscar una solución, un sistema que funcionara para los dos.
Explicar que los celos no son malos, que lo malo es el comportamiento al que nos llevan y el daño que hacen (a unos y otros) y demostrar que estás dispuesto a buscar una solución con él al problema común refuerza la confianza en ti y, por supuesto, en si mismo.
Ahora debes permitir que el opine y de sus soluciones, respeta sus ideas y sus comentarios y el respetará los tuyos. Decantaros por las que os gusten los dos.

¿CÓMO LE EXPLICO TODO ESO?

No creo que haya una sola forma, si no tantas como niños y familias. Yo busqué en internet y encontré una extraña comparación entre el amor y un pastel... yo os lo pongo a modo de cuento:
"Mamá le dijo a su pequeño:
Cuando te vas a comer un pastel delicioso, del que tienes muchas ganas, y parece que te lo comerás todo tu solo...hmmm todo un pastel para ti. Aparecen tus amigos Maria, Ana y carlos con cara de querer un trozo. Como los quieres hacer feliz repartes el pastel entre todos. El pastel que te vas a comer no es, ni por asomo, tan grande como el que te ibas a comer en un principio y, cuando os acabáis los trozos de pastel, en la bandeja ya no hay nada. El pastel si lo repartes te toca menos pastel y según comes se acaba.
Pero ¿qué ocurre con el amor? ¿Cómo das amor? dame amor, cariño.- dijo la madre, y él la dio un beso enorme.
- Quiero mas, ¿tienes mas para mi?- Y el niño la cubrió de besos.
- ¡Vaya, parece que no se acaban nunca! ¿podrías repartir besos sin parar? para mamá, papá tu hermano, los abuelos...
El pequeño asintió riéndose- ¿y no se te acaban? ¿y todos son igual de grandes? ¿podrías dar muchos del mismo tamaño?.



Pues esa es la diferencia entre el amor y el pastel, que por mucho amor que repartas nunca queda menos, puedes repartirlo con todos porque eso no lo hace mas pequeño. Y yo te quiero tanto ahora mismo que me vas a soportar dándote besos durante un buen rato."
Puedes contarlo como un cuento o conversar con él para llegar a la misma conclusión.
después yo llevaba dibujados algunos comportamientos que se suelen dar en los celos y tres niñas (solo entendibles con mucha imaginación, ya sabéis como son mis dibujos) y la dije que una de ellas, María, era amiga de las otras dos, Ana y Claudia. Pero cuando Maria iba con Ana, Claudia se ponía triste y se enfadaba. Y cuando Maria iba con Claudia la que se enfadaba era Ana porque no podía estar con Maria y porque Maria no la dedicaba todo su tiempo. Entonces la pedí que repartiera los comportamientos entre las tres según como se sintieran. Claudia tenía uno o dos de los comportamientos, Ana otros dos o tres y Maria compartia el de llorar con las otras dos. ¿Ahora que sabes cómo se sienten Claudia y Ana, cómo crees que se siente María? ¿crees que deben dejar de ser amigas o arreglar el problema? ¿porqué se sienten así Ana y Claudia? ¿qué hay que hacer para que se sientan un poco mejor? "Maria podría demostrarlas que las quiere" pero ¿tiene que ser antes o después de que Ana y Claudia pierdan el control? "Ana y Claudia podrían avisar cuando se sientan algo mal, con educación y amabilidad". ¿nos podría funcionara eso a nosotros?.
Al final nosotras conseguimos apaciguar al monstruo de los celos solo con mostrar unas pulseras que ella quiso comprar, hace mucho ya, como pulseras de la amistad y que, ahora que tenía celos de su amigo soulaiman cuando hablaba conmigo, resultaban el euro mejor gastado del mundo.
Cuando ella la enseña yo voy a darla un beso grandísimo, y luego vuelvo con soulaiman. Ella ve que sigo con él pero le quedan menos dudas sobre si perderá o no el amor de mamá.
Otra idea que he encontrado (y que creo que es muy útil) es ver juntos viejas fotos familiares, hablar de cosas que habéis hecho juntos y contar todo lo bonito que recuerdes, incluso las pequeñeces, que hiciera o dijera, las cosas que hizo para hacerte reír, y todo lo maravillosos que es. Esto aumentará la confianza entre los dos, y estrechará lazos, complicando la aparición de la idea que le lleva a los celos: "papá y mamá quieren mas a otros que a mi"


No se si este sistema es adecuado a efectos psicológicos, ni que secuela va a tener en el futuro de mi hija, cuando crezca, pero si tengo claro que ella sabe que la quiero y que, por ahora, aunque aun siga sintiendo celos y se ponga un poco triste en algunas ocasiones ya no "monta un número" tan espectacular. Ahora las dos conocemos mejor al enemigo y podemos hacerle frente con un ataque en equipo (ya sabéis, W,A,S,D y a por el combo, que a todo se hace una y es bueno aprender de todo, incluso de videojuegos).
Os dejo algo para que recordéis con sonrisas



No hay comentarios:

Publicar un comentario