domingo, 30 de octubre de 2016

Jugar a deletrear

Algo tan sencillo como eso no podía fallar, pregúntaselo al disney channel, yo pensaba que lo de leer las letras una a una se le haría aburridísimo y fíjate empezamos a ver el programa de disney de "bocazas" y se emocionaba, intentaba chivarles la letra y soltaba un "NOOO..." cuando se equivocaban eso me dio que pensar. ¿Estaría complicando algo con la intención de que la resultara divertido cuando era totalmente innecesario? A veces creo que hago juegos, con la mas sana intención, porque me aburro. Y pierdo un precioso tiempo en la creación y preparación que podría pasar con Emma jugando como a ella le pareciera bien...

NOOO, la mayoría de las veces los proyectos nuevos se quedan en el tintero esperando un momento propicio para ser creados. Por eso los subo tan tarde al blog, jajaja.
Este en cuestión estuvo meses en mi cabeza hasta que pude hacerlo, pero era tan sencillo, que dudaba del efecto que haría en ella.
Como digo, a Emma le gusta, le encanta el programa de Bocazas y pensé en cómo convertirlo en un juego material.
El problema de deletrear es el hecho de que no ven la palabra al completo, solo las letras, y este es el sistema de lectoescritura que podía ser causa de trastornos de aprendizaje tal y como averigüé cuando escribí el otro artículo sobre el tema (léelo aquí.) De modo que, si jugábamos a deletrear, tenía que ver el significado del conjunto de letras y no solo las letras sueltas. Después de darle vueltas me quedé con lo sencillo, un simple dibujo. Ademas quería que escribiera, no solo que deletreara.
Por lo que había que hacer unas tarjetas con una imagen y su nombre.
La idea del juego es simple:
Un jugador levanta una tarjeta y, sin mostrarla a los demás, deletrea la palabra que aparece con el dibujo. El jugador de su derecha (por ejemplo) tiene que escribir las letras que oye y dibujar su significado en silencio. Al acabar enseñan ambas y si coinciden pasan turno y si alguno se equivocó debe superar la prueba que le pongan.
No tiene límite en el número de jugadores, el orden de los turnos es indiferente (como si queréis hacerlo saltando uno) les hace leer, escribir, y comprender la palabra que siendo casero siempre tendrá las letras que necesitemos.
Un consejo es que tengáis un sitio donde ir escribiendo las palabras formadas con las letras que conoce el niño, es decir, si han trabajado en el cole M, N, L, A, E, I, O, U podéis usar: " Mamá, nena, nene, lona, lana..." De este modo, creando una lista poco a poco, al hacer los juegos tendréis ya las palabras a usar pensadas de antemano. Os aseguro que es un alivio, yo las quise pensar en el momento de hacer mi primer juego y... te bloqueas, no te sale ni una.

Hace poco acabé el juego, y jugamos unos días después (las cosas de palacio van despacio). Emma empezó muy negativa, no quería, pero cuando le puse las tarjetas delante y vio los dibujos tan divertidos e infantiles le hizo gracia y deletreo para mi. Yo anoté y dibujé y pareció gustarle. "Te toca" dije alargándola la libreta y el lápiz, ella no tardó en escribir lo que yo decía y dibujó. Así nos fuimos enganchando y cuando equivocó la letra la pedí que fuera a Papá, que estaba en otra habitación, le besara y le cantara "currucucu paloma" moviendo brazos y culete le hizo tantas gracia que salió corriendo para cumplir la orden.

Cuando juguéis con ellos probar a equivocaros de vez en cuando porque así no se sienten tan torpes y porque disfrutaréis viendo las pruebas que se les ocurren y os reiréis cumpliendo sus órdenes.
En animación sociocultural y turística hay una actividad llamada Risoterapia, consiste en hacer cosas que normalmente no harías en público y reírse de ello. Por supuesto tiene aspectos terapéuticos psicológicamente saludables que no voy a enumerar ahora, porque no vienen al caso y ya los notaréis cuando cumpláis la prueba que os impongan por fallar.
La pena fue que jugamos los 10 minutos antes de acostar (que acabaron siendo 30) y que, aunque ella quería seguir, tuve que mandarla a dormir. Como dicen: lo bueno si es breve dos veces bueno.
No tengo fotos de la partida, pero ya las subiré...

Para que no perdáis tiempo buscando imágenes en Internet os paso las que yo usé. Ya veréis que no hay imagen mas divertida e infantil que los dibujos caseros de mamá, pero me gustaría que parecieran un poco mas hechos aposta...ejem
Veréis que son palabras que solo tienen vocales y M, N, L, P, T, D, que son las que había trabajado en el cole y B, C, S y Z  que las conoce de verlas por ahí (porque estamos rodeados de letras y números).
Por supuesto no me pude contener y añadí un par de palabras que sabía que la arrancarían al menos una sonrisa, CACA y PIS, espero que no os perjudiquen ni la vista, ni los oídos y que, como a Emma, os hagan reír sus dibujos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario