jueves, 19 de mayo de 2016

Código de las buenas mamás


Hace ya un tiempo encontré una imagen en facebook que me gusto mucho, probablemente la hayáis visto millones de veces...pero cuando la leo recuerdo lo que yo hacia de niña y lo que se enfadaba mi madre...no quiere decir que mi madre fuera mala, antes la maternidad se tomaba de otra manera  y a los hijos se les veía de modo diferente, (ahora me criticarán algunas) los libros de educación y crianza hablaban mas de cómo domar a una fiera que de cómo eran en realidad los niños, por desconocimiento o por convencionalismos.
Hoy la limpieza de la casa está en un segundo plano (si no el tercero o el cuarto) y prima mas el tiempo que pasamos con los niños y lo felices que son ellos. Hoy hablar de sentimientos no es tan tabú (aunque en realidad sea una careta, porque todos decimos que lo hacemos pero nunca de los mas dolientes) la prueba de que vivimos hoy como disfrazados es, claramente, este tipo de carteles para darnos ánimos, nuestra conciencia nos dice que está bien lo que hacemos pero nuestra dignidad (o lo que sea) nos lleva al lado oscuro, la frase de - porque "yo soy tu padre"/madre - resuena aun en nuestras cabezas cuando nos replican los hijos. Pero tranquilos, aquí os dejo este estupendo cartel para cuando eso ocurra, para cuando sintáis que estáis a punto de convertiros al imperio y de llamar luc a vuestros retoños...


Está claro que es muy estresante llegar a casa del trabajo, o de la compra semanal o.., cargada o cansada in extremis y tener que esquivar o saltar juguetes de los niños por todas partes y tropezar con sus zapatos, querer tomar nota o recado de una llamada y no tener donde poner el puñetero papel (yo a veces no encuentro ni los bolis del bote naranja que tengo al lado del teléfono...), ir a vestirte y no encontrar las prendas que conjunten porque aun no has tenido tiempo de poner la lavadora, y salir a la calle echa un adefesio (yo a veces la pongo tan rápido que mi mente no lo ha computado todavía y recuerdo tenderla 4 días después...cuando tengo que volver a lavarla por lo mal que huele a agua estancada) , ver obras rupestres por todas partes incluso en la pantalla del ordenador, tablet, móvil...querer preparar la cena en un minuto y no tener ni donde hacer un sándwich (porque para otro manjar hay que fregar 1º) por la de platos, cacharros, etc que tienes amontonados por fregar...
Sin embargo para todo hay una solución:

  • entrar en casa arrastrando los pies evita tropezones y si ademas tienes buen equilibrio podrás apartarlos a los lados para el próximo en entrar
  • usar el móvil para los recados o cualquier cosa que tengas que escribir (recomiendo encarecidamente el evernote toma notas como un profesional y accede a ellas donde y cuando quieras)
  • aprender a vivir sin que nos importe un carajo la opinión que los demás tengan de nosotros, no es una necesidad si no un superpoder. Funciona como el poder jedi, deja la mente en blanco cuando salgas a la calle y siente la brisa en la cara, el sol en la piel (la lluvia en el paraguas)...eso pondrá una sonrisa en tus labios, y es bien sabido que una sonrisa llama a otra así que te sonreirán a ti también (aunque para sus adentros piensen que eres poco "fashion"). Si ellos te sonríen tu no piensas "me están poniendo a parir a escondidas" y si lo piensas di para tus adentros "eres mas hipócrita que yo, no te gusto pero me sonríes, así que yo soy mejor que tu" (he oído consejos como tener un pack de emergencia, o muchas prendas de color negro o blanco que van con todo, pero acaban por ensuciarse en algún momento) 
  • y para la cocina desordenada y hecha un asco...siempre podemos pedirles que nos ayuden a hacer una pizza congelada en la mesa del comedor...y cerrar la puerta para no ver lo que queda por hacer.
  • Para todo lo demás, Valor, con mayúsculas porque también hablo del chocolate.
Yo creo que deberíamos tener un código, algo que, por muy dura que sea la tarea, por mucho que nos cueste ver la casa hecha un desastre, nos haga seguir adelante, sin salirnos del camino que escogimos al principio, cuando nos negamos a vivir en una casa de revista de decoración a cambio de disfrutar de nuestros peques. Cuando decidimos hacer felices a los niños teniendo todo nuestro tiempo para ellos y no para la casa.
Esta imagen que muestro arriba sería una gran candidata. Creo que sus consignas son adecuadas para ser, o pertenecer, al código de las buenas mamás.
Si se os ocurren más consignas que consideréis importantes no dudéis en comentarlas, tanto en el blog como en el facebook de gapy animación, y crearemos un código (o decálogo o mas) para nosotras y las futuras mamas que lo quieran seguir.
Para las que tengan duda aun
SOMOS LAS MEJORES MADRES QUE PODRÍAN TENER NUESTROS HIJOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario