domingo, 18 de octubre de 2015

Mamás y el lujo de comprarse ropa

Siii!!!, eso es una de las cosas que... ya no recuerdo como eran, no recuerdo que era eso de ir de tiendas para mi, probarme ropa tranquila y sin tener que gritar:
- NENA!!! no te muevas que me abres la cortina!! Cariño, mamá está en pelotas y no queremos que se entere la tienda entera, vale cielito? NO TE MUEVAS.

Cierto es que nunca ha sido mi afición favorita, que antes de que Emma llegara solía ir a cosa hecha. Algo que ya sabía que quería, coger mi talla (adivinada por la dependienta), pagar y listo.
Pero parece que basta no poder hacer algo igual que antes, para que lo eches de menos, aunque sea beber gasolina... así somos las personas.
Creo que tiene que ver con la libertad que se siente al entrar y salir del cambiador y de la tienda, a tu propio ritmo, sin que mamá te abra la cortina por la curiosidad de ver como vas dentro (cuando eramos críos) y sin que la abra tu hija por la curiosidad de como irán los de fuera...la cosa es lucir el cuerpo serrano de mama, cuando menos orgullosa estás de él. "si cielito, como si mama fuera Britney Spears, suerte que tienes, cariño, suerte que tienes."
Pues es otro de los gustos que no te puedes dar cuando eres mama, y lo malo es que, cuando eres mama, probablemente tu cuerpo se ponga en contra tuya e intente hacerte salir a la calle echa una hortera o desnuda, así que ir de tiendas se convierte en tu misión prioritaria, ya me gustaría ver a mi a Tom Cruise en estas misiones imposibles cuando llega el invierno, por fortuna esto es España y no Finlandia, y no hay nada que no arregle un abrigo bien laaaargo.
Siempre quise evitar gastar dinero en algo que no necesito, y ademas lo de ir de tiendas con Emma no es una cosa fácil, y eso que es buena, lo malo es que la encanta ir de tiendas y comprarse cosas, sobre todo esto último, aunque no sean de su talla ni de nuestro precio...
Pero mi cuerpo ha decidido engordar y adelgazar a su antojo y cuánto mas lo retraso mas me giro buscando a mis gatos, aunque no tenga ni uno, (no se si me entendéis) y es que esto de ir de tiendas es mas una cuestión de sentirse bien con uno mismo, de realizarnos como personas y, en nuestro caso, el de las mamás, de ser como esas madres perfectas que hacen galletas y cupcakes caseros, tienen todo ordenado y limpio, trabajan, dedican horas a sus hijos, van al gimnasio y siempre, SIEMPRE están preciosas y arregladas (que desde ya os digo que es como el sueño americano, MENTIRA!!!)
Ya lo he hecho varias veces, lo de ir de tiendas con mi hija ¡¡¡que es un primor de buena!!!, y aun así voy con miedo de que salga del probador cuando peor me va a mi y no pueda agarrarla o ir detrás.
Me ayudó mucho el haber hecho teatro en una asociación de poco presupuesto (32 actores en un "hueco de ascensor" por camerino) y haber sido animadora turística, cuando haces un show tienes que cambiarte en el camerino junto al resto del equipo y lo mejor es que la tela, que separa la zona de camerino de lo que es el escenario y el público, se descosa y caiga dejándonos, literalmente, con el culo al aire.
Como veis, para mi, la "dignidad" está sobre valorada (Sirvan las comillas para especificar la dignidad de la que hablo).
Como ni la profesión, ni las experiencias tenidas son razón para asustar al personal, me gusta mas eso de comprar on-line, es mas barato pero tiene un problema, las devoluciones.
Para devolver algo a una tienda online te cobran, en algunas, los portes de la devolución y del envío nuevo de otra prenda, porque otra de las pegas es que no te devuelven el dinero. Esto tampoco lo hacen ya en la mayoría de las tiendas, en su lugar te dan un vale para cambiarlo en 3 meses. Esto es un insulto al consumidor, no tenéis lo que busco y aun así no puedo ir a otra tienda a comprarlo porque os quedáis el dinero que tenía para pagarlo. Imagina que estoy comprando en el super y una vez que pago me doy cuenta de que el producto está caducado, voy a buscar otro y no queda del que me gusta, ¿tengo que llevarme algo que no quería porque no me devuelven? lo normal es que en el super te descuenten el precio del producto que no te llevas. Pero en las tiendas de moda no, allí te dan un vale obligándote a volver para recuperar la "inversión" en su negocio. Pero ¿y si en 3 meses no encuentro nada que me guste o que necesite? ¿Podré comprar algo mas caro y que la diferencia vaya a cuenta de los intereses? ¿Por qué no ponen las condiciones bien a la vista, y te las recuerda la cajera antes de pagar?. si, a veces las recuerda cuando tu preguntas ¿si no me vale puedo devolverlo? y ella muy amable te dice, "claro, nos lo traes y te lo cambiamos" pero no te lo cambian por el dinero si no por otra prenda del mismo precio. y de eso te enteras cuando vas a devolverlo. La costumbre de robar hecha legal.
Vamos a hacer un esfuerzo mas de imaginación, imagina ahora que eres una mamá (que no tendrás que imaginar tanto) que va de tiendas con un "retoño" de 4 años (eso si no llevas dos o tres o...) Pondría la mano en el fuego sin quemarme si dijera que no ves el letrero, ni aunque te des con él de narices. Lo del vale, para mi, es un robo descarao, porque no te permitirán quedarte la prenda que no quieres hasta que encuentres otra con el vale en la mano...yo tengo que devolver la prenda para recibir el vale y aunque he devuelto la prenda no me dan mi dinero. Y luego pedimos a los bancos de hipotecas la dación en pago, cuando no lo hacen ni las tiendas.
Otro problema de las compras online es la opción entregar en casa. por ejemplo en Kiabi ,que me encanta, me ofrecen varias modalidades de entrega de mi pedido y cada una tiene un coste.

  • entregarlo en un punto pack, comercio relativamente cercano a tu casa donde lo recogen y esperan a que tu pases por él, si gastas mas de 15€ es gratis. (si no son 3,99)
  • entregarlo en oficina de correos, el cartero te dejará un aviso en tu buzón y kiabi en tu móvil si se lo das. gratis en compras superiores a 15€  (si no son 3,99)
  • entrega a domicilio, y he aquí el problema, si no puedes ir a recogerlo te lo llevan a casa pero pagas 6€, y a mi nunca me lo han traído a casa, los carteros de paquetería de Lloret fenals deben de ser muy vagos porque deciden no coger los paquetes cuando van de entregas y, ni te tocan al telefonillo, simplemente pasan a dejar la notificación en tu buzón y listo. ¡¡Pero yo he pagado 6€ para que me lo traigan!!. Al ser tu palabra contra la suya la reclamación no va a ninguna parte, si tu no estabas en casa no tienen porque volver. esta política es una basura, yo pague para que me lo dieran en mano no para que me dejarán un papelito en el buzón obligándome a ir a recogerlo así que deberían volver a intentarlo o al menos llamar antes de pasar por mi casa la 1ª vez. Pero lo mas gracioso es que en el aviso pone la hora a la que pasó, y son horas en las que estaba en casa, pero no sonó el telefonillo. Ni lo tocan tu, ¿para qué, para tener que cargar con un paquete? pero que listos son. Algún día señores "paqueteros", algún día, les estaré esperando con una cámara y grabaré su comportamiento poco profesional y podré demostrar a Correos España que son ustedes unos vagos de mucho cuidao.
Visto lo visto, si vives en Lloret de mar,  recomiendo no pagar 6€ extra para que lo traigan a casa y pedir a algún conocido (amigo de la infancia, vecino amable) o familiar que te lleven en coche o a las malas cargar con el paquete hasta el autobús (L2 ya sabéis, para cerca de correos) que si estamos dispuestos a pagar 6€ estaremos dispuestos a pagar 1,35€ que cuesta el billete.

Si aun así queremos o necesitamos ir a la tienda a veces viene bien "ligarse" a la dependienta, hacer lo que sea para que se encargue del "retoño" mientras que te pruebas las cosas que llevas, así evitas tener que devolver. Pero no siempre puedes confiar que la muchacha no se olvide del peque y este se largue de paseo sin ti.
Para mi la mejor opción sigue siendo la compra on-line, pero con envíos gratis o muy baratos, y devolviendo la pasta al devolver la prenda...Vamos que va a ser casi obligado comprar en Zalando porque desde luego el mejor probador es mi casa (lo que no quiere decir que tengáis que venir aquí a probaros nada) Por cierto, lo de zalando no lo he probado todavía. Se agradecen comentarios.

Otra cosa que he visto (buscando imágenes para este artículo), que no sabía que existiera en las tiendas, es el probador virtual, no lo hubiera imaginado nunca, ahora podemos ponernos delante de una pantalla tamaño natural y vernos enteras con el vestido o la prenda que queramos probar ¡¡¡incluso podemos cambiar el color para saber cuál nos va mejor!!! y no os lo perdáis, también lo hay ¡¡¡para zapatos!!!


Aunque supongo que estarán puestos en tiendas de 100€ el fular sería divertido entrar solo a probarse y disfrutar la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario