Alimentación infantil





Todos los padres tenemos el mismo problema, "mi hija no come fruta ni verdura, no quiere ni verla" tanto es así que en el cole de mi hija han impuesto una pauta, los miércoles es el día de la fruta, así que tienen que llevar para el "bollo" de media mañana un poco de fruta o verdura (zanahoria, tomates, apio...) es una buena idea... ¿verdad?.
Pues, aunque es una buena iniciativa para enseñar alimentación en el cole, no es buena idea. De madrugada (8 de la mañana) tengo que pelar y partir la fruta que se que, por la tarde (a eso de las 18h), me voy a tener que comer yo, ya oxidada, porque (como sabemos todos) los profes o monitores no pueden obligar a comer a un niño, pueden intentar convencerlo, pero no meterle un plátano por la oreja o el agujero de la nariz. Menos cuando al abrir la tartera o tupper se encuentran fruta troceada de color pardo. porque desde que se la preparas hasta que da la hora del almuerzo ya se ha oxidado un poco ( Emma solo acepta la manzana)


Parece que este año han entendido que hay cosas que no van a cambiar porque lo digan en el cole, el niño que no quiere fruta o verdura en casa no las comerá porque su "seño" se lo pida, así que han aceptado los frutos secos como fruta..."vaaale aceptamos barco como animal acuático". No es que los frutos secos no sean fruta, su propio nombre lo dice, pero no son iguales a la fruta fresca, son mas grasos, y te llenan mas, ademas del contenido en sal que tienen los que se venden para picar.
Corte de una manzana para llevarla fresca al trabajo
como llevar una manzana al cole sin que se oxide
¿habrá niños a los que les guste la fruta gracias a esta iniciativa escolar? Yo creo que no, por lo menos la mía. Aun así agradezco el esfuerzo y la iniciativa porque, aunque sigue sin comer fruta, al menos sabe que no es una pajarera mental de mamá, que no solo lo digo yo. Este ha sido un modo de apoyar a los padres también en alimentación y es bueno que vean que pensamos todos lo mismo, que en casa y en el cole estamos "a partir un riñón" en lo que a fruta se refiere.



Pero ¿cómo le doy fruta y verdura a mi hija? Yo siempre había pensado que los niños deben aprender a comer bien, sin ser "engañados", y saber lo que les conviene en alimentación, porque es la mejor manera de que, en un futuro, sigan una alimentación sana, pero ahora que soy madre lo veo de un modo diferente. Como monitor o animador no puedes obligar, así que debes aceptar que no se la coman y nos tranquilizamos diciendo que al menos ve como se tiene que comer y que cosas son las adecuadas para una salud de hierro, porque es trabajo de los padres educar en la comida, los monitores solo colaboran en esta función. Pero la cosa cambia cuando eres madre por que si que debes esforzarte para que tomen frutas y verduras, por su salud.

Nunca creí en el truco de las abuelas de camuflar las verduras o frutas para que se las coman sin darse cuenta porque, si lo que no les gusta es el sabor, tampoco les gustará lo que sea que les hagas para esconderlas y ademas me da rabia engañar al niño, y hacer que coma, sin saber, lo que se que no le gusta, porque yo sepa mejor que él, qué es lo que le conviene sin respetar sus gustos . pero algo hay que hacer para que tomen estos alimentos tan sanos. ¿O no?

Trucos de la abuela que me funcionan con Emma:

  1. Tortilla de "conejo" hice una tortilla de espinacas y se la corte con un cortador de galletas con forma de conejito, no solo no dejó ni las migas, ademas repitió. Puedes usar un cortador diferente para tortillas de diferentes verduras, puedes añadir patata o chorizo o jamón o... ¡¡¡creatividad al poder!!! poco después no necesitaras hacerlas con forma, basta no decir de que es y seguir llamándola como siempre.
  2. Batidos con yogurt o helado. Pelar y trocear las frutas, hacer zumo de naranja natural y batirlo con yogurt o helado (no tiene ningún misterio) Aunque cada vez me pone mas pegas, no voy a mentiros.
  3. Hacer algo de repostería que lleve zumos de frutas, cuidado con fruta cocida o machacada, no siempre funciona, por ejemplo algo que les encanta (a ella y a mi pareja) es la tarta de calabaza y leche condensada
  4. Cremitas de verduras con muuuu-uuucho queso rayado por encima.
  5. Salsas para pasta, albóndigas, garbanzos etc. Tritura la verdura que quieras añadir con ajo y cebolla (o con uno de los dos) con algo de caldo y tomate frito (ya casero, ya de bote) pon poco caldo, que quede algo espeso es muy importante. Si la salsa queda ligera se escurrirá del alimento con mucha facilidad y quedará en el plato. Y le parecerá lo mas rico del mundo. Enséñale a hacer una "guarrada española" coge un trozo de pan de barra y... ¡¡¡ a mojar !!!, disfrutas tu, disfrutan ellos, creáis un bonito recuerdo/tradición... y encima comen verduras. 
Otras cosas que tengo que probar, a las que me cuesta lanzarme por la nevera/congelador chico que tengo y por que son un trabajo, para después comérmelo yo todo. son por ejemplo helado de zumos y alguna receta con tropezones de fruta (no estoy muy segura de que la vaya) helado de batido de frutas...
Probé lo que en inglés se conoce como "triffle" es un postre "capeado" una capa de algo de cereal (cereales de desayuno, galletas, bizcocho...), unas gotas de zumo, una capa de algo cremoso (nata, helado, natillas, flan...), una capa de algo dulce y "pringoso" (mermelada, miel, dulce de leche...), una capa de trozos de fruta, y ahora a repetir hasta que el recipiente esté lleno. (no se su nombre en español) y aunque a mi me encanta a él no tanto y a ella...jajaja ¡¡¡para nada!!!. Todo el trabajo que es eso, haciéndolo en vasitos individuales, y lo único bueno fue que yo tuve postre doble.

Hay algunas páginas web que he encontrado que resultan bastante interesantes:

http://www.pequerecetas.com/

http://www.jamieoliver.com/family-food/  (para quienes tengan buen nivel de inglés)

También encontré un pdf' de Braun con montones de recetas y al ir a daros el enlace para descargarlo he visto que han añadido mas cosas. Yupiii!!! (la verdad es que no lo usé mucho con la mía eran muy elaboradas)

http://www.braunhousehold.com/es-es/centro-de-nutricion-para-bebes


 Ahora que pruebo el truco de las abuelas, me sorprende que funcionen los engaños, Emma se come las salsas de verduras emocionada y me las pide para cada comida. Fíjate tu que lo que yo pensaba que era una soberana estupidez, ha resultado ser de lo mas eficiente, siempre que no te descubran. Y es que ojos que no ven, corazón que no siente. ¿Pero de verdad que los niños son tan tontos? Quiero decir INOCENTES... digamos mejor que se fían de sus padres...angelitos...y nosotros, que los queremos tanto, decidimos engañarlos y poner en su comida aquello que sabemos que no les gusta, sin preocuparnos siquiera de porqué no les gusta.
Emma comía fruta y verdura de bebe, y con cerca de 2 años se la tomaba a bocaos, agarraba el brocoli con la mano, sin sal ni aceite, y se lo zampaba en un plis plas, con una sonrisa en los ojos.

de muestra un botón

Pero, yo creo que fue a raíz de poder comer chocolate..., una vez que lo probó...no quiso otra cosa. Adiós a las verduras y las frutas.
A mi me encanta el chocolate pero no por eso dejo de comer lo demás, las verduras y las frutas me gustan también. Así que no tengo una respuesta razonable a "¿porqué al principio quieren y después ya no.?"
Carlos González da una respuesta que me parece muy lógica, el estómago del niño no es muy grande y debe "seleccionar" que cosas meter en él por lo que solo come lo que le va a servir de algo:
"Los niños pequeños tienen el estómago más pequeño todavía. Necesitan comidas concentradas, con muchas calorías en poco volumen." ('Mi niño no me come' Carlos González - cap.1-)
Lo que quiere decir que las verduras tienen pocas calorías y necesitan comerse muchísimas para conseguir el aporte que necesitan de energía. Sin embargo, con un puñado de macarrones, ya están listos para seguir con su día. Tantas verduras no caben en un estómago como el de los niños. Cierto es que en este libro se habla casi mas de bebes que de niños mas mayores pero el ejemplo sirve igual, el estómago de un crío de 6 años es mas grande que el de un bebe pero se mueve mucho mas que estos y quema muchas mas calorías, mucho mas deprisa.
-Pero... ¡¡¡tenemos que cumplir con la santa norma!!!  5 AL DIA
 - 5 ¿qué?
 - 5 raciones de fruta y verdura por día
- y ¿Cuánto es una ración? 
 ¿Cuánto es una ración? en la página web de 5 al día nos cuentan que una ración equivale a 140-150 gramos, multiplicalo por 5, suma lo que pese el resto de la comida que se come al día y la cantidad de líquidos que toma, y el resultado será un buen dolor de barriga ahora, eso si, tu hijo será el mas sano del barrio...si sobrevive 3 días comiendo así.
Con esto me gustaría que las madres dejaran de preocuparse sobre lo que comen o no comen sus hijos, los niños comen lo que les cabe, puede que sean inocentes a la hora de caer en nuestros "engaños" pero no son tan tontos de quedarse con hambre. No comemos para crecer sino porque crecemos, dicho de otra manera, "no crecemos por lo que comemos si no que comemos porque crecemos" (también de Carlos González)

Para alimentación sana hay muchas cosas en el super, y en Internet encuentras recetas de chuches caseras hechas de fruta, cereales..., Hay tortitas de cereales, sosas y galletas integrales que algunas son como comer paja (depende de las marcas, claro está, algunas están ricas o al menos aceptables) pero aunque les lleguen a gustar nunca serán como unas chuches compradas, ni como un sandwich de nocilla (con nocilla, no solo manchado.)
Todos queremos que nuestros hijos estén sanos pero tampoco hay que recortar su calidad de vida. No se trata de hincharles a chuches hasta que revienten, solo dejar que, de vez en cuando, se coman alguna. Mi hija sabe lo que son, la encantan y si, a veces me pide. Y a veces se las doy porque quiero, sin que las pida, y la mayoría de estas veces las compro al peso y la bolsa me dura siglos en el armarito, porque se alegra un montón al ver la bolsa, pero no creas que come muchas de una sentada, no se si porque es una gran niña, o porque no se lo tengo prohibido, no la digo que sean malas cada vez que me pide, ni pongo cara de asco para convencerla de que no debe comerlas, de hecho comemos juntas, compartimos y comentamos cuál nos gusta mas: "prueba estas que veras que ricas".
Lo que mas la gusta es el chocolate blanco y con leche y de eso podría comer un kg y no tendría suficiente. Dejad que los niños sean felices, como lo fuisteis vosotros con las gominolas, regaliz rojo, caramelos, chocolatinas... 
Por eso este vídeo me ha llamado mucho la atención, el protagonista es un niño... ya "crecidito" y su conclusión es de lo mas interesante.
Aquí os lo dejo, fijaos en el impactante efecto que la ingesta de azúcares tiene sobre el organismo. El vídeo presenta a un voluntario que deja de comer azúcares "extra" durante un tiempo. Al principio sufre el síndrome de abstinencia (necesidad de azúcar, mal humor, debilidad...) luego mejora y empieza a encontrarse mas activo, mas animado, mas fuerte y en mejor forma pero, al acabar, decide que intentará no tomar tanto azúcar aunque no renunciará a dejar de comer aquellas cosas que le apetecen por el azúcar que contengan. Vamos que si le apetece tomar una chocolatina de vez en cuando no piensa privarse de ella dulces si pero moderados.




Hay cosas peores que las chuches y no nos preocupan tanto. Están en los mismos alimentos que compramos en el super y somos pocos los que comprobamos el contenido y sus ingredientes. Nos fiamos de lo que dice la etiqueta en letras grandes y pasamos de leer la pequeña... Los alimentos son manufacturados, lo que significa que son tratados y manipulados antes del envasado. Leeros los ingredientes del jamón cocido loncheado (jamón de york) por ejemplo, los porcentajes de lo que tiene, y os daréis cuenta de que, algunas marcas, lo que menos tienen es jamón de cerdo.
Hablemos del tratamiento de los alimentos.
Veréis que en las etiquetas aparecen muchas veces (mas de las que quisiéramos) pequeñas mentiras como que en el danone para beber que crees que es de fresa no hay ni una sola, la "fresa" es colorante  mas aroma y se trata de una bebida sana...la carne picada lleva colorante para que no se vea fea pero tampoco sabes cuánto tiempo lleva metida en el paquete, y si ya esta pasada. Y algo sano que fue la leche, hoy ya no lo es, hay análisis que han causado estragos en las empresas lecheras y podría seguir hasta aburrir. Muchas de las cosas que hay hoy como "sanas para..." no son mas que etiquetas para vender. Por otro lado, un día se dice: "el aguacate es malo" pero un año después está de moda: " el aguacate es buenísimo" Ya no podemos fiarnos de lo que se dice, si donde dije digo ahora digo diego. Compramos mirando en lo que dice la etiqueta grande...galletas de soja, pero soja es lo que menos tienen ahora dicen que la leche de vaca es mala, pues fíjate tu, toda la vida creyendo lo contrario y hoy se compran leches vegetales que no aportan calcio tan importante para los huesos de los niños. La cultura alimenticia está cambiando, y ahora sabemos cosas que antes no sabíamos, pero no por eso podemos decir que lo de antes era malo. Si usamos el sentido común y no escuchamos a los gurus del oeste americano vendiendo jarabes milagrosos, no caeremos en el engaño de las grandes marcas para que nos traguemos algo sin saber lo que es. Va a resultar que no somos mucho mas listos que los niños porque seguimos picando en el viejo truco de la abuela. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jugar con el universo

Jugar a deletrear

Aceptar y respetar a tu hijo