jueves, 3 de septiembre de 2015

realizarse como madre o empresaria,

LA MODA DE LA PERFECCIÓN
Todas las personas se sienten mejor cuando se sienten realizadas, parece que no les cuesta nada hacer esfuerzos porque lo que hacen es disfrutar.
Puede ser que realizarse sea hacer algo que disfrutas pero solo si hablamos del trabajo, si te gusta tu profesión harás horas extra sin problema para conseguir el resultado perfecto. Lo malo es querer realizarse como persona, quizá sea pedir demasiado. para realizarse como persona hay que tener muchos aspectos bien cubiertos: familiar, laboral y social y, si ademas satisfacemos el ámbito económico, pues mucho mejor. Suena sencillo pero en cada ámbito hay que conseguir muchas cosas para que sea perfecto. Para realizarse en el trabajo hay que tener una profesión que te guste, ser aceptado por los compañeros y por el jefe (aun mas si cabe) y que cada cosa que emprendas salga a la perfección. para eso hay que dedicarle tiempo al trabajo (tiempo que sacrificas del ámbito familiar o social, aunque luego el económico salga beneficiado)
Entonces, para realizarnos, ¿hay que conseguir que todo sea perfecto? Si la perfección se consigue con esfuerzo y el esfuerzo es tiempo dedicado ¿Cómo puedo tener tiempo para que todo lo que hago con mi vida sea perfecto? ... hmmmm....deja que calcule...24h x 30dias... vacaciones /salario...
No penséis mas... no se puede ser perfecto en todo y hay que sentirse realizado con mucho menos.
Algún ámbito tenemos que dejar para realizarnos en lo demás...o quizá baste con no exigir la perfección.
Quizás lo mejor sea no exigirnos ser perfectos para ser felices y la verdad es que funciona.

Es verdad que debemos buscar la perfección pero solo en lo que hacemos, no en lo que somos. Como madre noto presión en todas partes, aunque a veces sean imaginaciones mías.
Tenemos que hacer lo todo, la casa, la comida, atender a los niños, preparar actividades y juegos para entretenerlos y enseñarles, conseguir motivarles para que las hagan y que salgan perfectas, tenemos que estar arregladas y guapas, relajadas y descansadas, tenemos que ser dulces y firmes...
La verdad es que nuestro trabajo debería estar mejor reglado. Puede que no os deis cuenta, pero fijaos que fácil se dice: tenemos que hacer la casa, los niños y el trabajo si se da el caso...me parece que al decirlo así no cuento lo que yo veo. Es decir, la casa, y ya está, rápido y sin dolor...no, no me quedo conforme. Encargarse de la casa no es soplarla de vez en cuando, hay que limpiar el baño, con paredes y todo, incluso las "zurraspas" que quedan en la taza (y si tienes la suerte de tener moho en el techo, subirte y limpiarlo), limpiar los fogones de la cocina, platos, cubiertos y cacharros del fregadero, las encimeras donde cocinas, recoger toooodo lo que esté en el escurridor, acordarte de cambiar las bayetas y los trapos, tener ordenados los armarios y limpios por fuera y por dentro ¡¡tener los armarios limpios por dentro!! (vaciándolos antes y guardándolo después) sacar la basura, plásticos, cartones, vidrios, (si puede ser sin mancharte mejor, pero las bolsas están hechas a posta...) eso solo en la cocina. Ponte con la sala y el polvo: que esté todo recogido antes de empezar, pasar el trapo a cada superficie y a cada objeto, ademas de a los cuadros y fotos. pasar la aspiradora y fregar el suelo pero esto no solo en la sala, si no en TODA la casa.
y luego están los cristales...nos encanta mirar la calle a través de ellos pero a veces me siento como la reina malvada de blancanieves esperando a que me responda el espejito: "ventanita, ventanita, llueve o son las manchitas del cristal?" por mas que mire y mire, no logro salir de dudas, A veces no queda mas remedio que abrir la ventana. Por dentro no es tan difícil limpiarlos, lo peor es por fuera y que para la mayoría hay que usar escaleras o sacarlos de su riel jajaja con lo que pesan las correderas de la terraza...
Todo esto ademas de hacer las camas, la comida, la cena (y que les gusten a todos) la compra. Y sin perder el orden de las cosas, la organización de los papeles y citas médicas etc y el ritmo de limpiezas diarias asearte, cuidar de los niños y jugar con ellos y que ademas los juegos sean educativos. Si ademas tenemos que ir a trabajar fuera de casa...
Lo dicho, que si quieres realizarte como profesional y madre tienes que estar hecha de una madera diferente, de esas que rompieron el molde tras hacer la 1ª, No en vano hay cientos, millones de webs, blogs y perfiles en facebook de gente que cuenta cómo conseguirlo sin morir en el intento. En todas acabas encontrando el mismo rezo:
"No seas exigente contigo mismo" 
de hecho en una decía que:
"la suciedad de varios meses no se quita en un día si no en varios meses"
La pregunta que os hago es ¿quién se siente realizado quitando la mierda propia y de otros? los que mas quieren, los que son mas responsables y los que mas se preocupan de dar un aspecto habitable al lugar donde se vive. ¿Lo hacen por que quieren? nooo, lo hacen porque deben y ningún jefe les felicita al final del día por los logros obtenidos, ni tenemos compañeros de trabajo con quien charlar...solo los niños y sus conversaciones que, aunque sean muy interesantes para las mamas, no dejan de ser conversaciones infantiles. Como madre no hay mas realización (laboral o personal) que ver a nuestros peques ir creciendo convencidas de que un día dejaremos de verlos y nos quedaremos mas solos que la una, y eso significará que hicimos bien nuestro trabajo, que cumplimos objetivos y si regresan de visita sabremos que priorizamos bien las tareas.
Priorizar, me gusta esa palabra, poner primero lo mas importante, aunque para otros sea mas importante otra cosa, los que cuidan de la casa y los hijos tienen el derecho de escoger y decidir que hacer primero. Para mi, como para todos, lo mas importante es mi hija, así que la limpieza puede esperar mientras la suciedad esté en niveles controlables.
Las madres/padres que se quedan en casa han optado por priorizar el bienestar de los niños sobre la economía familiar, si, puede que no podamos llevarlos a disneyland paris pero nos disfrazaremos y nos aprenderemos las canciones, los nombres de los personajes, sus movimientos etc y podremos tener disneyland Micasa. incluso celebrar un cumple de esta guisa para que todos sus amigos disfruten de un disneyland barato.
Por eso hago esto, por eso busco las ofertas o las maneras de hacer lo mismo con menos dinero, yo decidí quedarme en casa...no, quería trabajar en lo mio, pero no con un horario que me prohibiera disfrutar de mi niña, ni que mi niña tuviera que echarme de menos. Así que me busqué un modo de seguir en lo mio sin irme de casa.
Os dejo un vídeo precioso que ya lo conoceréis porque fue un spot de la tele.

video


Cuando trabajas, ademas de en casa fuera de ella, es duro por la culpabilidad de haber abandonado a los niños pero piensa que ocurriría si no trabajaras, si no llegara ese sueldo mas a casa. Descubrirás lo importante que es tu trabajo para ellos también y lo que tienes que hacer es dedicarles todo tu tiempo libre. Las revistas para madres defienden que:
si el tiempo que pasáis juntos es escaso pero de calidad tienen mas que suficiente.
Pero yo creo que no es así, para nada, cuánto mas tiempo pasen contigo mas recuerdos tendrán el día de mañana. Los buenos recuerdos traen a la mente cosas que se hacían o decían...¿a caso tu recuerdas la calidad de los momentos que tus padres pasaron contigo? yo recuerdo lo que hacíamos juntos y que siempre tenían tiempo para nosotros aunque acabaran de llegar de trabajar.
Mas tarde leí a Carlos Gonzalez y él está de acuerdo conmigo...jajaja El tiempo que pases con ellos cuánto mas mejor si no puedes todo el día que sea menos pero todo lo que puedas. Solo os recuerdo una frase hecha: "el roce hace el cariño" cuánto mas roce mas cariño se hará. dejad que recuerden cosas bonitas y divertidas de la infancia porque después viene la adolescencia, que crea recuerdos malos de la familia, a montones, ya sabéis que lo malo siempre se recuerda mejor. Si tiene menos de felicidad que de adolescencia, malo, malo. Todo nuestro esfuerzo por realizarnos como personas, también en la familia, puede irse al traste. Las revistas intentan que no nos sintamos mal si tenemos que ir a trabajar fuera de casa pero esta frase da pie a llegar a casa y encerrarnos en nuestro cuarto sin apenas haber saludado a los peques porque aunque estemos con ellos 10 minutos no hay problema porque serán 10 minutos de calidad. La calidad para ellos en este tema no existe, solo la cantidad.





Ahora estoy leyendo un libro que encontré en la biblioteca de Lloret, fíjate que casualidad que justo lo encuentro cuando estoy escribiendo un artículo sobre el tema y no lo buscaba y mucho menos un libro en catalán, que no es que sea mi lengua materna (aunque si lo es) pero es tan claro y tan sencillo de leer que incluso las palabras que no se las entiendo.
Eva Piquer (puede que no sea neutral en periodismo pero aquí pone el dedo en la llaga) opina sobre la maternidad y todo lo que conlleva,los sentimientos encontrados de querer trabajar y estar en casa con los niños, La opinión de otros sobre como lo hacemos, la ayuda y el apoyo tanto de la sociedad como del gobierno y las empresas ante esto y lo difícil que es nuestro trabajo como madre, incluso las teorías sobre crianza las pasa por el colador de su punto de vista y os aseguro que me estoy viendo reflejada en todo.




Y aprovechando los comentarios de la señora Piquer sobre la opinión que tienen las empresas de las mujeres que quieren ser madres y la protección que nos da el gobierno (ojo, cualquier gobierno) me permito el derecho de bapulear tanto a unos como a otros (empresas y gobierno) dando palos a diestra y siniestra (valga como analogía política) hasta que desahogue mis frustraciones sobre el asunto.

Estamos mal vistas señoras, que a nadie le quepa duda, pero que muy mal vistas. No conozco ni he oído hablar de ninguna empresa que esté feliz por tener mujeres embarazadas en sus filas pero si de muchas que no las contratan, las despiden o hacen de su vida un calvario con tal de lograr que se larguen antes de pedir la baja por maternidad.
Y esto no lo pueden cambiar ni con subvenciones a quienes contraten a estas mujeres, ni con leyes, como las que tenemos ahora, imposibles de demostrar en un juicio con cierta confianza de victoria. Es triste pero es así, a ninguna empresa le interesa tener un empleado que podría largarse hasta 6 meses y seguir cobrando por no estar, cuando no es una enfermedad lo que tiene. Incluso aunque lo sea les parece mal. Es lógico, por un lado,  nadie quiere tirar el dinero, pero la idea que tenemos las madres o las futuras mamás (o sea la mayoría de las mujeres antes de los 60 o 50 años) es otra muy distinta, nosotras vemos un sacrificio que hacemos por la nación, estamos cambiando nuestra vida completamente y estropeando nuestras noches ya de sueño ya de fiestas, por traer nuevos españolitos al mundo.
Es un trabajo duro aunque a nadie mas se lo parezca en serio, (muchos dicen que si pero solo de boquilla). Es un trabajo duro y sin salario ¿a qué madre la pagan por criar a sus hijos? y los hijos no solo no vienen con un pan bajo el brazo, es que ademas traen una o varias facturas en la mano. Las ayudas económicas brillan por su ausencia y ademas las pocas que se dan son escasas y difíciles de conseguir y ademas los de hacienda podrían contarlas como bienes propios y no como ayudas recibidas así que te quitarían otras ventajas que te aportan mas alivio que la ayuda misma.
La única manera de cambiarlo es cambiar la mente de los empresarios, es que los empresarios vean a los empleados como una riqueza, como un bien para la empresa que si está de buen humor rinde mas y si se le facilita el sentirse realizado laboral y personalmente hará ganar a la empresa mucho mas dinero del que gana ahora. ¿pero como conseguir eso? ahí tenemos nosotros mucho que hacer, nosotros como clientes de las empresas.
Hacer un ranking de empresas en las que trabajar sea mas placentero, un ranking con el nivel de satisfacción de los empleados y que este sea público, dejando que los ciudadanos decidan comprar o beneficiar a las empresas mejor valoradas y perjudicar a las últimas del ranking es una manera que implica tanto a los empresarios como a los empleados y clientes de todas las naciones. Quizá debería hacerse a nivel europeo para meter prisa a las empresas españolas que tan atrásadas están en estos temas. y no solo pondrían como punto a evaluar el salario que se paga y los pluses que dan por objetivos cumplidos, si no también el trato que se le da al empleado, los beneficios familiares (guardería / ludoteca en la empresa, gratuita o económica para los trabajadores, actividades familiares...)  y otras cosas que los empleados decidiéramos evaluar de mutuo acuerdo.
así ganarían las que mejor trato dieran, las que respetaran esa tan discutida, por invisible, ley de conciliación familia/trabajo, y las que respetaran los derechos de madres y padres como tales.
Otra cosa que sería un apoyo es que los padres, muchos mas de los que ya lo hacen, pidieran la baja por paternidad y que fuera igual a la nuestra. Os dejo un perfil de facebook que igual os interesa. Fue un change.org pero ella creo un perfil al recibir tantos mensajes de madres que querían contar sus problemas y dar su apoyo.
Por una maternidad, paternidad y conciliación dignas.

 Si aun no habéis firmado, ya estáis tardando, y espero que marquéis un "te gusta" en el página de facebook.















No hay comentarios:

Publicar un comentario