Informar es proteger



Siendo monitora de tiempo libre una de las cosas que mas me preocupaban era perder a uno de mis chic@s, no solo por el problema legal que me acarrearía, también por la culpabilidad insoportable y la duda de qué accidentes le pasarían hasta que apareciese. Si, digo hasta que apareciese, y fijaos que también digo "accidentes" porque cuando yo trabajaba de monitora de tiempo libre no había tanto desgraciado suelto o por lo menos no se conocían tantos casos de secuestros o desapariciones misteriosas, ni de niños asesinados. 
Para esto dicen que informarles es protegerles. ¿Pero cuánto puedes protegerles con informarles? ¿Harán caso suficiente? desde luego, menos da una piedra, pero no es un dicho que me alivie hablando de mi hija.
Desde que nació Emma ando buscando el equilibrio entre su autonomía personal, dejarla crecer con libertad y el peligro. ¿cuánto debo permitir que se aleje? ¿qué debo permitirle hacer por si sola sin supervisión?.
Cada vez que voy al super, por ejemplo, me gusta que vaya a su aire. Emma se porta de lujo, rara vez se aleja demasiado, ha aprendido que mamá se asusta si no sabe donde está ella y es comprensiva con eso. Pero la preocupación al verla girar por una nevera y perder la de vista siempre está ahí. ¿Y si, aprovechando que no la veo la meten en un bolsón o...? no es una cosa que me agobie hasta el punto de atarla a mis brazos y no dejarla vivir. Pero, supongo que como a todos, preocuparme me preocupa.

Te dicen que ante el peligro de que el niño se despiste de sus padres lo mejor es informarle, quedar con ellos en un punto muy reconocible o enseñarle a quien debe pedir ayuda...Cuando yo era niña, recuerdo que mis padres al entrar en el corte inglés, nos explicaban "si os perdéis buscar a un empleado, y si no veis a ninguno, pedir ayuda a un adulto cualquiera". Hoy no me vale esa idea, permite que los niños se acerquen a cualquiera y le informen de que está completamente solo...vamos que, según quien fuera, el niño sería el candidato perfecto. La de veces que Emma me pide ir sola aquí o allí, en el mismo parque, y pienso si está a la vista y lo lejos que me queda, o en el super, cuando me dice inocente y voluntariosa "mama yo voy por el cacaolat y tu por los san jacobos" no se qué decirla. Si digo NO, sentirá que no confío en ella, pero si digo SI, irá demasiado lejos de mi vista, tanto que no se donde acabará. Decido comerme el miedo, y asentir con la cabeza mientras cuento 1,2, y 3!!! "si corremos, yo corro mas rápido y podré llegar al pasillo que está en línea con el cacaolat antes de que ella acabe el pasillo anterior" Se que no tiene porque pasar nada, pero cuéntaselo a mi miedo.
Otras veces pienso en Murphy, si algo puede pasar, pasará e intento no untar a Emma de mermelada, ni mantequilla...
Dicen "informarles es proteger" pero cómo le dices a un niño pequeño que hay gente mala que disfruta llevándose a los niños, haciéndoles las cosas que les hacen y luego matándoles, como animales, para evitar que se chiven mandando les a la cárcel que es donde deberían haber nacido estos personajes. Sin que informarles acabe con su inocencia bendita o aterrando les para el resto de su vida. ¿Cómo dormirían eso noche?, ¿y las restantes?.
Hay una clase de vídeos en youtube, se llaman "experimento social" y se ve claramente para que sirve informarles una y otra vez a medias sin que al niño le pase nada malo.


Como veis todas las madres dicen haberles informado debidamente y todos los niños actúan en "consecuencia" y las madres se quedan sorprendidas y atemorizadas de lo que podría haber pasado.
Os pongo también otro de niñas mas mayores que quedan con alguien que conocen en facebook ya veréis, se os helará la sangre, como a mi, pero al menos sabréis que a estas tres chiquillas del vídeo no les volverá a pasar.

¿Cuál es la solución? ¿meterles miedo? ¿Quién dormirá en casa entonces? Los mas pequeños tendrán pesadillas el resto de su vida y las mayores...probablemente también, ademas de odiar a sus padres por haberles hecho eso.
Lo mas deplorable es que muchos de estos desgraciados son reincidentes y no deberían estar en las calles pero siempre es mejor castigar a inocentes (como a las mujeres maltratadas que son ellas las que llevan la pulsera localizadora y no pueden acercarse a sus ex mas de x metros de distancia). El mundo al revés. La ley esta mal hecha, porque según esta ley, los que la incumplen son protegidos. Vivir en España es un gusto para todo tipo de delincuentes, pero lo que me parece peor es que permitan que los mas débiles paguen el pato.
Una solución sería que se publicaran las fotos de estos personajes pero esto sería un gran riesgo para sus vidas...pobrecitos, mejor dejemos les en el anonimato y que sean un gran peligro para los niños.
Ni tanto, ni tan calvo, desde luego, pero mientras, los niños son los que desaparecen.
Somos muy animales, es verdad, si supiéramos quien es y donde vive mas de uno recibiría una visita desagradable y tampoco es eso. No podemos tomarnos la justicia por la mano ni autonombrarnos defensores del pueblo, ni siquiera cuando, quienes lo son, no puedan hacer nada por culpa de la ley.
Por otro lado está el coste de meter a alguien en la cárcel...tal y como está la cosa no podemos permitirnos muchos...¿qué tal si, los menos peligrosos, reduzcen su condena trabajando para la sociedad a la que perjudicaron? así les ayudas a pensárselo 2 veces y la comida no les sale gratis. Es un tema peliagudo del que, seguro, hay muchas cosas que desconozco, como leyes de derechos humanos, que hay que tenerlas en cuenta, porque si no podríamos perder el norte y convertir nuestras cárceles en algo espantoso.
¿Cuál es, entonces, la mejor opción para los padres? Hace poco una madre me comentó algo que me llamó la atención, esta gente observa a los niños durante días, meses incluso, y solo van a por quien es una presa segura. Si no vigiláramos suficiente a los niños, si no estuviéramos lo bastante pendiente de ellos buscarían el momento oportuno para llevárselo...
Os preguntaréis a que viene este artículo, y cómo es que me he puesto tan morbosa. La verdad es que, antes del verano y después de este, me han comentado de un intento 1º y un secuestro después, en Vidreres, de niños menores de edad, de hecho el último tenia 3 años y medio. He buscado en Internet la noticia y aun no he podido encontrar mas que una de hace mas tiempo y aun pienso, si fueron verdad, que cerca los tenemos.
Con esto no quiero asustar a nadie, solo pedir que estéis mas pendientes de vuestros niños haya donde vayáis dejaros de móvil y wassaps en el parque ojo avizor y que todos cuidemos de todos como cuando yo era pequeña que los de las tiendas de barrio sacaban una silla a la puerta para vernos jugar y eso que estábamos en Madrid capital.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jugar con el universo

Jugar a deletrear

Aceptar y respetar a tu hijo