domingo, 2 de agosto de 2015

Anímales y únete a ellos, te sorprenderas!!!

Ellos son de lo mas creativos a la hora de jugar, pero a veces les da pereza moverse, podrían pasarse horas con la tele si no les animas un poco. Sin embargo, si simplemente haces una lluvia de ideas de lo que pueden hacer para pasar el rato... no se trata de explicar el concepto empresarial de lluvia de ideas, solo empezar diciendo "A que podemos jugar...(INCLUYETE) que te parece a  ...", ellos se sumaran rápidamente, les encanta cuando les pides opinión y estás dispuesta a escuchar (aunque pueden sorprendernos con un: "si, podríamos, pero prefiero quedarme en el sofá viendo la tele") pero te merece la pena mostrar interés en sus ideas, la verdad es que algunas son muy interesantes, fijaos en esta:
Teníamos en casa un libro de animales de la biblioteca de lloret, el libro era de foam o goma eva y tenia figuras de animales para encajar en las hojas. A Emma se le ocurrió usar las piezas de foam nuestras para hacer un tren a los animales que los llevara a su casa. y estuvimos las dos, tiradas por el suelo, colocando piezas como vagones y animales en cada vagón según tamaño y color. La verdad es que si no me hubiera puesto con toda mi gana me habría aburrido como una ostra porque, evidentemente, no es un juego para adultos serios. Pero nosotras nos lo pasamos de rechupete hasta la hora de la cena (que por cierto fueron salchichas de paquete y patatas de bolsa porque me pillo un tren).

La cena pobretona pero la tarde bien aprovechada, aprendió figuras, colores (incluso en inglés), tamaños, nombres de animales y sus habitats, que mas puedo pedir para una actividad que surgió de una lluvia (llovían ideas en casa y gotas de agua en la calle). Empezó como una tarde de tele en la que uno se apoltrona en el sofá para perder el tiempo, pero gracias a una primera idea ella descubrió otra, mucho mas interesante que la primera.
¿Queréis mas ejemplos de lo que ocurre cuando te dejas llevar y sigues las ideas de los niños para jugar?

En otra ocasión yo propuse hacer plastilina y ella me pidió hacer un gusano así que empecé a hacer grandes bolas pero ella las hacía pequeñas y me dijo que las repitiera porque estaban mal las mías, las suyas parecían casi tubos pero como la iba a hundir...lo cierto es que ella tenía una idea de gusano en la cabeza y mis bolas grandes no valían para eso. Pero yo pensaba en como las uniríamos unas con otras, tan pequeñas, si no podíamos estirarlas unas sobre otras...Que curioso, ella ya tenía la solución en la cabeza antes de empezar.
-"Las pincharemos una tras otra"-. y fijaos que cosa mas cuca quedó



Hicimos el principio del gusanito con bolas pequeñas o tubitos y las pinchamos en un clip para papeles desenrollado. El final o cola rosa lo hizo con un churro porque daba la hora de comer.


Salió un bichin monísimo que aun ronda por la mesa del ordenador, aunque ya no le haga caso, Estuvo unos días jugando con él a girarlo para un lado o para otro, porque el alambre del clip era maleable, aunque luego tuviéramos que retocar las bolitas de plastilina. Pero en ese momento, con la comida hecha y esperando a que llegara papá, estuvimos una media hora muy interesadas en el proyecto y quedamos contentas con el resultado. ¿No os parece que es una monada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario