lunes, 9 de marzo de 2015

Actividad sorpresa



Desde luego que la imaginación no entiende de fronteras ni de momentos...
Acompañaba a Emma en su momento orinal, justo después de estar tendiendo la ropa. Ella se había colgado algunas de las pinzas de madera (la gusta bailotear con ellas colgando de su camiseta) y al llegar al orinal me las dió. Hablábamos tranquilamente, del momento en cuestión, de lo que saldría o no, mientras yo hacía torres con las pinzas intentando que no se cayeran...
De repente mi cabeza hizo clic, un yenga!!! grité "siii, una caca!!!!" gritó ella, en fin cada una con lo suyo. Entonces la expliqué que el yenga era un juego de deshacer torres y que perdía aquel que la tirará, sin querer, al quitar su pieza. pero que nosotras jugaríamos al revés. las haríamos y perdería aquel que la tirara, sin querer, al poner su pieza.
Bueno pues la idea es está, todos tenemos pinzas de la ropa en casa o en su defecto en los chinos o el super. No se en que medida es importante el material del que estén hechas las pinzas, nosotras jugamos con las de madera y fue bien. Tengo que dedicarle mas tiempo a desarrollarlo mejor y averiguar mas detalles de su jugabilidad, pero en principio funciona y es económico, he mirado en Internet el precio de uno normal y cuesta entre 5 y 40€ dependiendo de modelo y material.
Lo que varia es el modo de jugar, al revés de lo que se hace normalmente, ademas de construir la torre buscando la forma correcta de poner las pinzas, puesto que no todos los laterales son planos. Pero para un momento divertido es un juego fácil y muy a mano, que no ocupa mas lugar en la casa que el de la cesta de las pinzas, es fácil de llevar en un bolso (con un puñado de pinzas basta porque no podréis hacer la torre muy alta), entretiene a los peques  y les enseña a encontrar juguetes en cosas que no lo son, por lo que no necesitaran comprarlos.
Buscando imágenes del yenga he encontrado algunas de gente que usa materiales diversos para hacer la torre...

El arriesgado:

ipods sobre botellin de cerveza
El fuerte:


El genio:


El chulo:

El bruto:

El profe:

No hay comentarios:

Publicar un comentario