martes, 20 de enero de 2015

Experimentos

Hay mucha información sobre actividades mas o menos baratas, pero no son datos realistas o, por lo menos, no hablan de los pros y los contras. Y uno decide llevarlas a cabo porque suena interesante y divertido y, cuando se quiere dar cuenta, esta con el agua al cuello intentando mantener la calma para que sus hijos no sufran el estropicio.
Esto me ha pasado a mi cientos de veces, y fracasos estrepitosos, como, probar una actividad encontrada en Internet en el miniclub sin haberla hecho yo primero por falta de tiempo. Imaginaos de 30 a 50 niños contigo y todos con el mismo problema:
-"esto no se pega Gloria"
- "ya veo, usaremos este otro pegamento"
-" Jo, se me resbala!!! ayúdame!!!"
- "Alma cándida como quieres que te ayude si no se ni cómo, en el artículo de Internet donde lo leí esto no ocurría..."- No, esa no era la respuesta mas acertada, así que había que buscar otra...
No podéis imaginaros la de cosas que funcionan de maravilla en un libro o en Internet y lo fáciles que parecen "pones esto aquí pegas esto acá y ¡listo!" y cuando lo haces tu, de listo nada, y no conoces al tipo que lo aconsejo como para "hacer de vientre" en su madre. pero lo harías si pudieras, vaya si lo harías, y bien grande.
Una de las cosas que probé antes de hacer con Emma fue una plastelina casera, la masa la haces en una cacerolita y luego lapones al fuego y la remueves hasta que espesa como para no pegarse en la cuchara de madera con la que la remueves...estuve 15 minutos removiendo y estaba tan espesa que no podía ni dar vueltas a la cuchara y aun así no se despegaba de esta, baje mas el fuego de lo que decía la receta y seguí removiendo sin parar otros 15 minutos, cuando ya tenía el brazo como el de popeye vi que se me agarraba al fondo y que se iba a quemar la masa de color alimenticio en la dichosa cacerola...seguro que si saliera sería la plastelina mas chula del mundo, pero, fácil de hacer, ni de broma!!!
que desesperación coges, y lo malo es que lo pagas con los niños o lo sufren ellos. en el miniclub iban a hacerse un globo aerostático de papel pero era tan complicado que doblando el papel al acabar quedara como un globo y pudieras sujetar la cestita que al final lo hicimos con celo y no fue tan chulo. Ellos se habían hecho la ilusión de algo mejor y se decepcionaron. fue una pena y me sentí fatal. quiero evitaros ese disgusto a vosotros y a vuestros niños en la medida de lo posible.
por eso iré probando cosas nuevas y contándolas aquí
Espero que os sirvan, de paso tener por seguro que las actividades que expongo en otras páginas de este blog son probadas y con pros y contras, así como formas de solucionar los contras que yo conozca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario